El aumento de la utilización de aplicaciones para ligar por parte del público adulto sumado al desconocimiento que tienen sobre Internet desemboca en casos de engaño y violencia digital. Always On destaca la falta de concienciación en cuanto a seguridad de los dispositivos y de la vida online.

APPS LIGARLos usuarios que conviven en su día a día con aplicaciones para encontrar pareja facilitan y ceden sus datos a la plataforma en el momento de la descarga. En ocasiones, desconocen que están permitiendo el acceso de la cámara, micrófono, galería, geolocalización y número de teléfono a la aplicación. Este aspecto, sumado a la conexión de redes inseguras o públicas, provoca que otros usuarios o hackers puedan acceder a todo tipo de contenido que se ha entregado previamente a la aplicación.

A todos estos factores tecnológicos, hay que añadirle el factor humano, el intercambio de fotografías íntimas o de carácter erótico y de información sensible con usuarios de la aplicación puede desembocar en fenómenos como la sextorsión. Esto se produce cuando el ciberacoso es de carácter sexual y se lleva a cabo mediante la utilización de imágenes o vídeos robados a la víctima.

Estas situaciones pueden derivarse también de la práctica del sexting, la cual consiste en el intercambio de contenido sensible o por el hackeo del dispositivo de la víctima. Unas prácticas online que las generaciones adultas desconocen, por lo que deben estar informadas sobre la importancia de la protección digital. Las imágenes y contenido de naturaleza digital se pueden almacenar y distribuir fácilmente por Internet, perdiendo su control y finalmente se convierten en material ilocalizable y en ocasiones indestructible.

Marta Ciruelos, responsable de marketing de la compañía señala que “las aplicaciones están desarrolladas para una utilización con responsabilidad. Hay que ser precavidos y tener perfectamente asegurados los dispositivos para no caer en situaciones de violencia digital”.