DestacadosECONOMIA

El número de tarjetas de crédito en España crece hasta los 45 millones

El informe Tecnocom sobre Tendencias en Medios de Pago 2016 destaca el cambio de tendencia en el parque de tarjetas de pago en España, con un crecimiento de más de 2,2 millones de plásticos, abandonando definitivamente la caída registrada desde el inicio de la crisis en 2008.

Así, en 2015 se contabilizaron 690.000 tarjetas de débito más en circulación (+2,8% que en 2014) y 1,6 millones más de crédito (+3,7%, hasta superar los 45 millones), recuperando los máximos históricos alcanzados en 2008. La culminación de la reestructuración del sector bancario, el retorno a la senda del crecimiento económico y el impulso de nuevos emisores explican este cambio de tendencia.

Por su parte, el parque de terminales punto de venta (TPV) creció un 13% en 2015 hasta los 1,6 millones de terminales, contactless en su práctica totalidad y el número de operaciones de compra realizadas en España con tarjeta aumentó un 7,2% en 2015, en línea con el registrado el año anterior.

Sólo el 7% de los españoles paga únicamente con tarjeta

Según el informe, se constata la existencia de espacio para el crecimiento de la penetración de tarjetas en República Dominicana, México y Colombia, mientras que en Brasil y Chile es total la relación entre titularidad de cuenta y de tarjeta. Los bancarizados sin tarjeta aluden a los altos costos del servicio (35%) y a la dificultad para controlar el gasto (18,5%) como motivos principales de rechazo.

34565301Respecto al uso de las tarjetas, el 27,4% de los brasileños paga sus gastos semanales (gastos más frecuentes) solo con tarjeta, mientras que en España apenas lo hace el 7%. Asimismo, el 22,6% de los clientes bancarios españoles aún paga en efectivo todos sus gastos semanales, por encima de chilenos (14,0%) y brasileños (17,2%).

Comodidad, seguridad y control de gastos son atributos que motivarían al pago exclusivo con tarjeta, mientras que la menor privacidad -especialmente en México y Chile- desincentiva su uso. Sólo en Perú y España se unen a estas motivaciones la lucha contra la economía sumergida.

El informe también dedica una atención especial al desarrollo de los medios de pago online y pago móvil. En México, Brasil, Chile y España al menos un tercio de los bancarizados realiza compras online todos los meses, mayoritariamente desde el ordenador personal. La brecha existente entre población digitalizada y población bancarizada en América Latina genera un problema en el ámbito del e-commerce por la falta de medios de pago habilitados para operar en este canal.

En España, los pagos en comercio electrónico sumaron 20.000 millones de euros en 2015 (+25,9%) y se registraron cerca de 300 millones de actos de compra.

En relación al pago a través del móvil, el hábito instaurado de la tarjeta es reconocido como una barrera al uso. En su modalidad de cuenta a cuenta, despierta mucho interés en México, Brasil, Chile, República Dominicana y Colombia (+50%), mientras que España es menos entusiasta (28,6%).