IDEAS

Hacia el futuro

El cooperativismo andaluz aborda nuevos caminos para 2017 con el objetivo de seguir adelante y seguir construyendo en nuestra comunidad. La reciente declaración de la UNESCO de convertir a las cooperativas en Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad es sólo una muestra de la relevancia de este movimiento en Andalucía, en España y en el mundo.

Las cooperativas de trabajo son, en su mayoría, pymes que sostienen el tejido productivo y que afianzan la economía local. Son empresas que crean vínculos con el territorio, que no deslocalizan la producción y que crean empleo desde la sostenibilidad y la responsabilidad con el territorio donde desarrollan su actividad y con las personas que las componen. Hablo de cooperativismo de trabajo, de esa forma de hacer empresa y economía en la que las personas son el centro y conlleva un compromiso con el colectivo, con la sociedad.

luis_miguel_juradoAsí actúan estas empresas y así queremos que siga siendo. Para seguir trabajando en esta línea, para que el empleo en Andalucía sea de calidad y crezca, necesitamos la colaboración de los poderes públicos y un compromiso patente de que el cooperativismo es, como así recoge nuestra Constitución y el Estatuto de Autonomía, una de las prioridades en las políticas públicas.

En 2017, es imprescindible que el gobierno andaluz muestre su compromiso real con el cooperativismo y que eso se materialice en un aumento de la partida de ayudas a las empresas cooperativas que generan  y mantienen empleo en Andalucía, así como en una materialización de ejecución presupuestaria. No puede repetirse que, como en 2015, no se ejecutara una sola partida de las destinadas en el presupuesto a la economía social y en el 2016 tan sólo se ejecutara un 30%. Andalucía es líder en cooperativismo a nivel nacional y eso ha venido motivado por el esfuerzo de los y las cooperativistas andaluces y por el apoyo del gobierno andaluz a las empresas colectivas y colectivizadas y al empleo estable. No puede dejar de ser así.

Desde FAECTA, hacemos un llamamiento explícito a los dos partidos que pactaron el funcionamiento del gobierno andaluz en estos cuatro años, Ciudadanos y PSOE, para que el empleo cooperativo sea más estable, más duradero y genere mejores condiciones y servicios para la ciudadanía andaluza. Les exigimos desde el  movimiento cooperativo organizado, una actitud coherente, explícita y realmente comprometida con el cooperativismo.

Andalucía es un territorio vasto, con recursos naturales amplios y una oferta de servicios inigualables. La ciudadanía andaluza ha pedido que el compromiso con el empleo sea la prioridad en nuestro territorio y es, desde esta realidad, desde la que nos posicionamos y reivindicamos que el cooperativismo y sus estructuras representativas sean adecuadamente reconocidos.

Las cooperativas andaluzas están representadas en una federación participativa, democrática, participada por las empresas que la componen, abierta y transparente. Somos el movimiento empresarial andaluz con mayor número de empresas que forman parte. Esta es nuestra carta de presentación y en el año 2017 es nuestro reto hacer una digna representación de este movimiento empresarial cooperativo andaluz fuerte e ideológicamente comprometido.

 

Luis Miguel Jurado Mancilla

Presidente de FAECTA