IDEAS

Hacia una plataforma digital unificada y abierta

Las ciudades están sufriendo cambios sin precedentes. Cada año, 60 millones de personas se trasladan a los núcleos urbanos, de forma que en 2050 más del 60% de la población será urbana (ONU). Estos cambios requieren acciones en múltiples ámbitos como sostenibilidad medioambiental, seguridad pública o servicios ciudadanos.

Aunque se ha avanzado mucho en la adopción de servicios de Smart City (iluminación inteligente, gestión del tráfico y de residuos, seguridad, transporte conectado…) hay una falta de integración. Las aplicaciones, sensores y dispositivos conectados se encuentran en silos, gestionados por distintos proveedores, departamentos y agencias urbanas.

Los datos tampoco se comparten. Y teniendo en cuenta que, según nuestros cálculos, en 2019 una ciudad con un millón de habitantes generará 180 Gb de datos diariamente, esto provoca una gran complejidad e ineficiencia.

Red inteligente y conectores comunes

Se requiere una plataforma de software abierta y segura que mejore la eficiencia operativa integrando múltiples soluciones de Smart City y todos los datos procedentes de dispositivos y sensores antes en silos, combinando todo en una arquitectura cuya clave es una red inteligente y un sistema común de información mediante conectores.

Antonio CondePor ejemplo, los departamentos de tráfico pueden utilizar el cuadro de mandos online de la plataforma para analizar los datos obtenidos por las cámaras y evitar atascos; pero también tendrían acceso el departamento de medio ambiente o los cuerpos médicos y de seguridad para crear una ‘vía verde’, cambiando los semáforos en caso de urgencia.

Cisco denomina a esta plataforma Smart+Connected Digital Platform, que ya ha sido probada con éxito en distintas ciudades de todo el mundo como Kansas City (Missouri, EE. UU.), Jaipur (India), Greater Copenhaguen (Dinamarca) o Adelaida (Australia). Y al ser un servicio en Cloud de pago por uso puede implementarse con facilidad.

Modelo de innovación abierto

Pero esta aproximación no tendría sentido sin la colaboración entre ciudades, organizaciones, universidades y un amplio ecosistema de partners, startups y desarrolladores, en el que la colaboración y financiación público-privada resulta fundamental.

Este es precisamente el modelo que Cisco aplica en las más de 100 ciudades que apuestan por nuestras soluciones inteligentes y en nuestros Centros de Innovación de Smart Cities de todo el mundo, incluyendo el de Barcelona (pionero y referente mundial en implementaciones innovadoras como el Fog Computing).

La digitalización de las ciudades implica conectar personas, procesos, datos y objetos de una forma más valiosa e innovadora que nunca, transformando la información en acciones que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos y visitantes y garantizan la sostenibilidad económica, social y medioambiental.

Aplicando el Internet of Everything (IoE) a las ciudades, las administraciones españolas podrían capturar un valor de 100.000 millones de euros entre 2015 y 2024 (Informe Cisco IoE Value at Stake), obtenido mediante la reducción de costes y la optimización de servicios como telemedicina, teletrabajo, parking e iluminación inteligente, Smart Grids o gestión del agua y de los residuos. Y todos podemos colaborar para lograrlo.

 

Antonio Conde

Director de IoT y Transformación Digital en Cisco España