EMPRESAS

Drones, un apoyo a la seguridad

Con el objetivo de proteger espacios especialmente sensibles como edificios oficiales, plantas industriales o aeropuertos en los que la presencia de drones puede representar un problema de seguridad, Indra ha lanzado su sistema inteligente ARMS (Anti RPAS Multisensor System) de detección e inhibición.

Este sistema detecta a las aeronaves remotamente tripuladas mediante un radar que ofrece un alcance de varios kilómetros. Adicionalmente, una cámara infrarroja puede confirmar la información del radar.

En una siguiente fase, y mediante el uso de un inhibidor de frecuencia en distintas bandas, el sistema ARMS procede a anular la señal de los equipos de geolocalización del dron, así como su enlace de comunicaciones con la estación de control desde la que se maneja. El sistema ARMS se gestiona desde una consola que permite configurar las zonas de detección y las acciones a realizar por el sistema.

La compañía se apoya en su experiencia en el diseño de aeronaves no tripuladas propias, así como en el liderazgo que mantiene en el desarrollo de sistemas de defensa electrónica, radares y sistemas de comunicaciones. En este sentido, está implementando sobre su sistema mejoras dirigidas a ofrecer la máxima precisión a la hora de que el sistema realice la clasificación y seguimiento del dron, combinando el empleo de imágenes térmicas y la escucha radioeléctrica.

Indra
Indra

También está aplicando técnicas de suplantación de la señal de posicionamiento del dron para que el sistema pueda asumir su mando y dirigirlo a una zona sin riesgo. Asimismo, está dotando al algoritmo del sistema de capacidad de aprendizaje continuo, de modo que cuanto más se utilice mayor precisión ofrezca.

En esta misma línea, la compañía francesa Thales exporta la solución Gecko para detectar e identificar drones en el espacio aéreo civil. El objetivo del proyecto es ofrecer diversos puestos desplegables de detección e identificación de drones de pequeño tamaño, un puesto de control local para cada uno y un puesto de control centralizado.

El cliente usará esta solución en los eventos públicos para vigilar diferentes áreas urbanas y, en especial, para controlar el uso de drones.

El contrato integra la solución optrónica Gecko, radares Squire y diversas cámaras térmicas. Y está basado en una solución optrónica que emplea la cámara de largo alcance infrarroja Suzie de Thales.

Gecko está desarrollado en España y tiene una aplicación dual, tanto civil como militar. La versión militar de Gecko ya está en uso por el Ejército de Tierra como medio de visión a distancia para los vehículos protegidos RG-31 y limpieza de rutas. En el ámbito civil, Gecko está siendo también utilizado en España como solución de vigilancia de fronteras, tráfico de drogas, etc.

También en materia de seguridad, Thales ha presentado en el Salón Internacional de Tecnologías de Seguridad Nacional, Homsec 2017 su solución de Vigilancia Inteligente Horus, un sistema integrado por sensores dirigido a la realización de labores de vigilancia y reconocimiento tanto marítimo como terrestre con aplicaciones dirigidas hacia el uso civil o militar.

Esta solución 100% española, especialmente apta para realizar labores de vigilancia y control en entornos terrestres y marítimos, es de fácil manejo y permite dar respuesta a las actuales necesidades de los clientes principalmente en el campo de la protección de fronteras, vigilancia y rastreo de actividades delictivas, detección, seguimiento e identificación de mini drones; o bien, puede ser destinada a realizar labores de protección de infraestructuras críticas o coordinación en labores de control en entornos urbanos.

Horus integra todos los dispositivos de información actualmente disponibles como pueden ser RPAS como el Fulmar; sistemas para entornos terrestres y marítimos como el sistema Gecko; y radares, unidos a otros tipos de sensores, permitiendo que todos ellos se coordinen entre sí y con sistemas de mando y control.

Este nuevo sistema, implementado conforme a estándares comerciales y de la OTAN (STANAG 4586, 4609), es compatible con micro-servicios y está desarrollado para permitir su uso en navegadores web compatibles con HTML5.

De esta forma, Horus integra cuatro herramientas dentro de una. Por un lado, Horus Link, con el que es posible acceder a múltiples sensores existentes y nuevos; Horus Pro, que permite explotar y gestionarlos desde un puesto de mando; Horus Web, que consigue la monitorización de estos sensores con navegadores web; y Horus Joint, que coordina la gestión de múltiples puestos y facilita la planificación de estos sensores.

Horus permite realizar múltiples servicios, ya que consigue integrar diferentes sensores para visualizar datos, la posición y su estado, grabar y ver vídeos, e incluso el control remoto de los sensores. Toda esta información también puede integrarse con la disponible en las unidades, de acuerdo con los estándares de la OTAN. Además, todos los datos recogidos pueden tratarse con realidad aumentada, analizarse y exportarse a visores web y acceder a todo ello mediante dispositivos móviles.

El sistema permitirá además planificar las misiones ISTAR (Intelligence, Surveillance, Target Acquisition, and Reconnaissance) con un posicionamiento de sensores que faciliten las tareas en las diferentes misiones que se vayan a realizar.

 

REPORTAJE INCLUIDO EN EL ESPECIAL SOBRE DRONES DE MAYO DE AGENDA DE LA EMPRESA