NombramientosPERSONAS

Pablo Muñoz, nuevo director general de Evalore

Como espacio de arquitectura y amparada por el grupo Privalore, Evalore nace en 2017 con la misión de diseñar, desarrollar y adecuar todo tipo espacios construidos para que éstos generen salud y bienestar con el menor impacto medioambiental. Pablo Muñoz, arquitecto licenciado y co-fundador de Evalore, ha sido nombrado director general de la nueva compañía. Bajo su dirección, Evalore ha puesto el foco en el mundo empresarial, ofreciendo paquetes de medidas Wellness personalizadas a las necesidades de cada empresa.

En 2009 el vallisoletano Pablo Muñoz decidió abandonar España como arquitecto recién licenciado. Eran tiempos en los que la crisis comenzaba a vislumbrarse como una losa perpetua sobre nuestra economía. A principios de 2017, Pablo regresó a España para crear Espacios Evalore. Entre medias, 8 años repartidos entre Londres y Nueva York, en los que Pablo ha trabajado como arquitecto proyectista, pero también como consultor en sostenibilidad y gestor de proyectos de eficiencia energética para una de las empresas más prestigiosas del sector en Estados Unidos: Steven Winter Associates, donde Pablo certificó cerca de 250.000m2 en sostenibilidad y bienestar. Durante ese período, un master en sostenibilidad por la Universidad de la Ciudad de Nueva York, muchas horas de vuelo transoceánico para visitar a familia y amigos y, ante todo, la esperanza de un día poder regresar y, a través de lo aprendido, contribuir a mejorar la manera en que se construye en España.

“Considerar la salud de nuestro medioambiente es fundamental cuando proyectamos un edificio. Considerar la salud y el bienestar de las personas que utilizarán ese edificio, es algo absolutamente necesario”, sentencia Muñoz. “Fue en mi último año en Nueva York, trabajando para Steven Winter Associates, cuando fui consciente del profundo impacto que tienen los espacios construidos sobre la calidad de vida de las personas y de la relevancia que el Wellness estaba tomando en el sector inmobiliario de Estados Unidos. Sin duda una manera más sostenible y más saludable de construir es posible. Debemos trabajar para que lo que hoy consideramos un lujo sólo al alcance de ciertos proyectos, en un futuro se convierta en norma edificatoria”, zanja Muñoz.