INSTRUMENTOS

Estudiantes y universitarios: claves para evitar ser víctima de un fraude inmobiliario.

Con el mes de septiembre aumentan las ofertas y demandas de alquiler de viviendas y/o habitaciones para estudiantes y universitarios, por lo que Consumidores AL-ANDALUS recuerda cuáles son nuestros derechos básicos y qué medidas debemos tener en cuenta para no ser víctimas de ningún fraude inmobiliario:

– Visita varios pisos, y baraja distintas ofertas, ello te permite comparar calidad y precio.

– Desconfía de los anuncios en los que el precio del alquiler sea desmesuradamente bajo.

– Es bueno consultar en portales web la opinión, comentarios, e incluso el número de personas que hayan alquilado anteriormente el inmueble.

house-1905485_640– Es recomendable, antes de aceptar nada, visitar el inmueble para comprobar personalmente el estado y condiciones de la vivienda y/o habitación que nos ofrecen.

– Comprueba si la persona arrendadora es realmente la dueña del piso o vivienda o si, por el contrario, estás contactando con una persona intermediaria.

– Aunque el contrato de arrendamiento se podrá aceptar verbalmente, Consumidores AL-ANDALUS recomienda hacerlo de forma escrita para evitar malentendidos posteriores que no se puedan solucionar si no se presenta por escrito lo acordado anteriormente.

– Es aconsejable que en el contrato aparezca un listado con todos los objetos y electrodomésticos con los que cuenta el hogar, y verificar que la realidad se corresponde con lo expuesto.

– Antes de firmar el acuerdo, leer detenidamente todas y cada una de las cláusulas que contenga y ante la duda consultar previamente.

– Una vez firmado el contrato, solicitar copia del mismo y conservarlo durante todo su período de validez.

– Solicitar siempre justificante a la hora de realizar cualquier pago o señal.

– Si vas a tramitar la gestión del alquiler con una agencia inmobiliaria, escoge en la medida de lo posible la que esté adherida al Sistema Arbitral de Consumo. Es un plus de calidad y seguridad para las personas consumidoras y usuarias.

Otras formas de alojamientos

Aunque el alquiler de un piso es la forma más habitual y conocida entre los estudiantes que tienen que salir de sus localidades para realizar sus estudios, existen otras formas de alojamiento como colegios mayores o residencias. Si contratas algunos de estos servicios, desde la organización recomiendan:

– Antes de elegir colegio mayor o residencia, pregunta los precios y comparar.

– Solicita información de todas las prestaciones a las que tienes derecho y de su precio con IVA incluido.

– El colegio mayor o residencia tiene que suscribir un contrato de enseñanza con cada alumno, en el que deben especificarse los derechos y deberes de ambas partes.

– No olvides conservar y guardar siempre, todo tipo de facturas, folletos publicitarios, contrato y resto de documentos, por si fuera preciso su aportación ante una reclamación o denuncia.

– Si algo no se cumple, o consideras que tus derechos como persona consumidora no se han visto respetados pide la hoja de reclamaciones, que de forma obligatoria deben poner a tu disposición cuando la solicites.