ECONOMIA

Báñez apuesta por el talento en el empleo impulsando la FP Dual y penalizando la temporalidad injustificada

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha comparecido en la Comisión de Empleo y Seguridad Social donde ha informado sobre la evolución del mercado de trabajo y las medidas que adoptará el Gobierno para afrontar los retos del futuro.

Báñez ha anunciado que propondrá a los interlocutores sociales en la Mesa de Calidad en el Empleo endurecer la penalización a las empresas que realicen contratos temporales sin causa. En concreto, se va a proponer que se impongan tantas sanciones como contratos temporales sin causa haya celebrado una empresa, corrigiendo así el sistema actual centrado en la infracción, que no contempla íntegramente el número de trabajadores afectados.

La ministra ha explicado que esta medida, junto a las demás acordadas por el Gobierno y los agentes sociales, deben formar un “paquete potente que permita mandar un mensaje claro e inequívoco”: las políticas laborales y de empleo deben orientarse claramente hacia la contratación indefinida y estable y hacia una contratación temporal que se ajuste a las causas que determine la ley.

Además, ha recordado que el “abuso de la temporalidad” supone un atentado “a uno de los derechos más básicos de los trabajadores: la estabilidad en el empleo”, y además ese fraude constituye un acto de competencia desleal, “que perjudica a la gran mayoría de empresas de este país que sí cumplen con la ley”.

Asimismo, ha señalado que “más estabilidad, más seguridad y salud; más bienestar en el trabajo y mejores condiciones salariales revierten en una mayor productividad con la que competir en el mercado global” y afrontar los retos presentes y futuros.

Que el contrato indefinido sea el referente 

Y en el marco de la mencionada Mesa de Calidad en el empleo, la ministra ha recordado que el Gobierno ha propuesto medidas como la reducción del número de tipos de contratos: uno indefinido; otro adecuado a la necesidad temporal de mano de obra; y otro formativo, con el objetivo de que el referente de contratación en España sea el modelo de contrato indefinido y para que los contratos temporales sigan siendo causales.

En este marco, la ministra ha destacado la propuesta para incrementar la indemnización por extinción del contrato temporal con un sistema de protección creciente: de 12 días de salario por año de servicio para el primero; de 16 para el segundo, y de 20 para el tercero. Asimismo, ha destacado su propuesta para reforzar el principio de causalidad en la contratación temporal en el marco de la negociación colectiva.

Impulso al empleo joven y FP Dual

Fátima Báñez ha señalado que, tras el reciente acuerdo con los interlocutores sociales para impulsar la garantía juvenil, se sigue trabajando en nuevas propuestas con un nuevo impulso a la Formación Profesional Dual.

Así, ha anunciado que en los próximos días propondrá a los interlocutores sociales nuevas medidas para facilitar la inserción laboral de los más jóvenes, a través de la mejora de la regulación del contrato para la formación y el aprendizaje. Una mejora centrada en ampliar la formación asociada a dichos contratos a las necesidades que se puedan detectar en los distintos sectores y empresas a través del proceso de negociación colectiva.

Medidas contra la brecha salarial 

La ministra ha afirmado que el Gobierno de Mariano Rajoy ha situado el empleo femenino en máximos y la brecha salarial en mínimos. Así, ha recordado que desde 2012 se ha reducido la brecha salarial en 4 puntos y se sitúa ya en mínimo histórico, mientras ya se ha destruido todo el empleo femenino destruido por la crisis y hay más mujeres afiliadas a la Seguridad Social que nunca.

Báñez ha hecho hincapié en que hay que seguir avanzando en esta línea y aumentar la participación de la mujer en nuestro mercado de trabajo, promoviendo la corresponsabilidad y poniendo en marcha medidas para la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, manteniendo e impulsando los incentivos para la incorporación de la mujer en el mercado de trabajo.

“Y, en todo caso, garantizando los derechos laborales de las mujeres, reduciendo la brecha salarial”, ha advertido la ministra. Para esto último ha recordado la propuesta de modificación del Estatuto de los Trabajadores y de la Ley de Igualdad que presentó a los interlocutores sociales el pasado 14 de noviembre, con el objetivo de mejorar la transparencia retributiva y la igualdad salarial.

“Entre ellas, la obligación del empleador de ofrecer a los trabajadores y sus representantes información desagregada en función del género sobre los componentes y la cuantía de la retribución para puestos de trabajo de igual valor, requerir la realización de auditorías salariales en las empresas de más de 250 trabajadores y ampliar la obligación de inscripción y depósito de los planes de igualdad”.

Medidas que ha asegurado la ministra son “necesarias para seguir incorporando a la mujer a nuestro mercado laboral. Y hacerlo en un plano de igualdad”, ha señalado Báñez quien ha expresado su confianza en poder alcanzar en breve un acuerdo con los interlocutores sociales sobre esta cuestión.