EMPRESAS

Telefónica y Huawei comienzan el despliegue de redes móviles 4.5G en Bogotá, Monterrey y Río de Janeiro

Telefónica y Huawei han acordado comenzar los primeros despliegues de redes móviles 4.5G en Bogotá, Monterrey y Río de Janeiro.

Con esta evolución a 4.5G, Telefónica incorpora tecnologías 4×4 MIMO, Agregación de Portadoras 4G (CA por sus siglas en inglés), modulación 256-QAM y CloudAIR (tecnología propietaria de Huawei para acelerar el despliegue de 4G conviviendo con 2G y 3G) en sus redes móviles.

“La evolución a 4.5G es un paso clave en el camino a 5G. En los últimos dos años, la colaboración en innovación entre Telefónica y Huawei ha alcanzado importantes logros en tecnologías de redes móviles. Ahora es el momento de trasladar estas innovaciones a las redes comerciales, para que nuestros clientes puedan disfrutar de la mejor experiencia”, ha señalado Juan Carlos García, director global de Tecnología y Arquitectura de Telefónica, seguro de las capacidades de la evolución a 4.5G.

Con el fin de testar en la actualidad las aplicaciones para la futura red 5G, Telefónica Deutschland y Huawei han implementado en Alemania una red de radio móvil de alta velocidad 4,5G como parte de su proyecto conjunto TechCity, que alcanza velocidades de datos de hasta 1,65 GBit/s en laboratorio. Por otro lado, para las pruebas de campo, las dos compañías han establecido una red piloto de 4.5G en Munich.

Aparte de la ya citada mejora a la experiencia de los clientes, 4.5G también posibilitará a las redes celulares de Telefónica ofrecer nuevos servicios, entre otros, vídeo de alta definición (HD), banda ancha vía radio para hogares y empresas, conectividad ubicua para que dispositivos se conecten al Internet de las Cosas y comunicaciones críticas.

Por su parte, Edward Deng, presidente de la cuenta global de Telefónica en Huawei, ha destacado: “La evolución a 4.5G ayudará a Telefónica a mejorar su negocio, introduciendo mejoras tecnológicas que se esperan en 5G en sus redes móviles 4G actuales. Los servicios que ahora se habilitan, abren la puerta a nuevos modelos de negocio que de otro modo no serían viables hasta la llegada del 5G, permitiendo su desarrollo y lanzamiento anticipadamente”.