INSTRUMENTOS

Cinco claves para hacer un buen plan de carrera en 2018

Montaner & Asociados ha preparado una lista de cómo hacer un buen plan de carrera, cinco puntos clave para que los candidatos puedan centrar sus esfuerzos y conseguir sus objetivos profesionales en 2018.

1. ¿Qué quiero y debo desarrollar?

El primer punto a tener en cuenta en cualquier proceso de búsqueda de empleo es determinar de qué nos gustaría trabajar. Para ello es necesario analizar y tomar consciencia, del nivel de preparación que tenemos, de nuestra experiencia y de las competencias adquiridas. Si queremos aspirar a un puesto para el que no tenemos expertise técnico o alguno de los skills que se requieren para el mismo, entonces significa que, primero, nos debemos formar. Cuando nos formamos para puestos de trabajo concretos, nos especializamos. Y cuando nos especializamos, adquirimos ventaja respecto al global de profesionales y ampliamos nuestras posibilidades de encontrar el puesto ideal.

2. ¿Qué plan de acción debo seguir?

Buscar trabajo ya es un trabajo en sí mismo. Antes de solicitar cualquier oferta de debemos actualizar nuestro currículum vitae. Con la gran cantidad de herramientas informáticas de las que disponemos hoy en día, este documento informativo se convierte en un elemento diferencial respecto al resto de candidatos. Debemos ser capaces de captar la atención de nuestro reclutador con el estilo y los contenidos de nuestro currículum. Para ello, actualizaremos nuestro currículum en base a nuestra experiencia profesional y a los proyectos desarrollados. Se valorarán más los logros conseguidos que las acciones desarrolladas en cada puesto de trabajo. Será importante, entonces, mencionar aquellos hitos que gracias a nuestro trabajo hemos sido capaces de conseguir.

Pero nuestro plan de acción no se debe limitar a elaborar o revisar nuestro CV. Debemos tener claro en qué territorios nos queremos mover en base a nuestros objetivos. ¿Queremos construir marca personal digital? ¿O participar en conferencias y charlas? ¿El networking relacional en clústeres y asociaciones puede ser un buen escenario para nosotros?

3. ¿Cómo deben ser los contenidos de nuestro currículum?

Es importante que la información que aportemos en nuestro currículum esté lo más enfocada posible a la posición que queremos optar. Por eso, es recomendable tener diferentes versiones en función de las posiciones y los proyectos de nuestro interés. Los contenidos han de estar desarrollados en línea de aportar valor específico para el puesto vacante. Paralelamente, si tenemos posibilidad revisaremos nuestro cv con una persona experimentada o, en su defecto, pediremos opinión a personas que seleccionen profesionales de nuestras características.

De igual forma nuestro currículum deberá estar correctamente retocado y enfocado en las redes sociales al ser un canal habitual de consulta para los reclutadores. Hemos de hacer un extracto correcto y añadir nuestros proyectos, artículos e informaciones de interés. Finalmente, solicitaremos referencias a antiguos superiores y/o profesores que avalen nuestro buen hacer profesional.

Nuestro currículum es la carta de presentación de un “producto”: nosotros mismos. De aquí que deba explicar nuestras cualidades, valores diferenciales y soluciones que podemos aportar.

4. ¿Cuál será nuestro plan de trabajo?

A la hora de optar a un puesto de trabajo no bastará con aplicar a la oferta. También debemos hacer un correcto seguimiento. Sobre este punto debemos tomar consciencia de no solicitar todas las ofertas. La digitalización ha dejado, entre otras muchas cosas, el spam de candidatos. Por ello debemos leer bien la job description y valorar si tenemos los requisitos para poder aplicar. Adquiere especial relevancia, también, la “autocandidatura” y la gestión de la misma. Es decir que, hemos de ser proactivos y ofrecer soluciones a empresas aunque no exista una oferta de trabajo concreta. También debemos tener en cuenta a nuestra red de contactos puesto que puede generarnos oportunidades de interés para nuestros objetivos profesionales.

Es importante tener en cuenta que, si aplicamos a cualquier oferta sin que nuestro perfil encaje en ella, podemos crear un efecto contraproducente en los seleccionadores. Evitemos transmitir que no entendemos la posición para la que aplicamos y que no mostramos interés real en el proceso.

5. ¿Cómo preparar una entrevista de trabajo?

Es importante saber presentarnos. Podemos realizar un Elevator Pitch, metodología utilizada por Montaner & Asociados, para poner en práctica nuestra capacidad de sintetizar en poco tiempo lo que queremos decir y atraer el interés del interlocutor con el fin de culminar con éxito nuestra entrevista. El formato más habitual es el de grabarnos en vídeo explicando brevemente quiénes somos y qué aportamos de valor a la posición.

La opción de pedir ayuda a un coach para que nos ayude en el proceso también puede resultarnos favorable. Asimismo, valoraremos pedir la opinión a consultores expertos en recursos humanos con quienes siempre es mejor practicar, antes de hacerlo con la propia empresa.