EntrevistasPERSONAS

“Superar los objetivos previstos siempre es síntoma del buen funcionamiento de la compañía”

Entrevista a Antonio J. Pérez

CEO y Consejero Delegado de Compañía del Trópico

Licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Sevilla, con un postgrado en la Universidad alemana de Aquisgrán y Máster de Alta Dirección en ESADE y 15×15 en EDEM, Antonio J. Pérez cuenta con amplia experiencia en el sector de la alimentación. En el año 2009 puso en marcha Panaria, con el objetivo de crear panaderías-cafeterías de autor con una estética moderna y actual. En 2014 se asociaron con HIG adquiriendo entonces el grupo de restauración Café & Té. De la fusión de Panaria y Café & Té nació Compañía del Trópico. Actualmente, es vicepresidente ejecutivo del grupo.

En el último año han logrado una facturación de 86 millones de euros. ¿Qué balance hacen?

2017 ha sido un año muy positivo para el grupo. Superar los objetivos previstos siempre es síntoma del buen funcionamiento de la compañía. Por otro lado, durante el pasado año cerramos acciones muy importantes para el grupo como compra de la cadena de panaderías Uvepan o el acuerdo de colaboración con la empresa de envío a domicilio Deliveroo.

¿Qué objetivos se han propuesto para 2018?

De cara a 2018 queremos continuar con la tendencia del pasado año, con nuevas incorporaciones y aperturas que den más solidez a nuestro proyecto. Actualmente, tenemos previstas 21 aperturas, cifra que esperamos ampliar.

¿En qué comunidades autónomas tiene mayor presencia la compañía?

Principalmente en Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

¿Podría darnos algún dato concreto sobre su acogida en Andalucía? ¿En qué provincias están presentes? ¿Cuántos empleados tienen?

Estamos presentes prácticamente en todas las provincias de Andalucía, a excepción de Jaén, con Café & Té, Panaria y Charlotte. Acabamos el año 2017 con cerca de 1200 empleados en centros propios. Estamos muy satisfechos con nuestra presencia en esta Comunidad Autónoma, tan importante en el sector turístico y de la restauración.

Durante el pasado año, Compañía del Trópico cerró un acuerdo de colaboración con la empresa de envío a domicilio Deliveroo. ¿Consideran que ha mejorado el negocio al ofrecer este servicio?

Por supuesto. Con este acuerdo lo que buscábamos era completar los servicios de los grupos de Compañía del Trópico dando ahora la posibilidad a los clientes de pedir nuestros productos a domicilio. Para nosotros es fundamental estar al día de las necesidades de los clientes y satisfacerlas de la mejor manera posible.

¿Cuáles son las claves para dirigir de forma correcta una gran red de franquicias?

Es muy importante que la comunicación con los franquiciados sea fluida y ágil, asegurando que estén al tanto de todas las acciones que se llevan a cabo desde la compañía. Con ello, conseguimos empapar las franquicias de la cultura corporativa y manera de proceder de la marca y así conseguir que todos vayamos en una misma dirección.

Si alguien quisiera comenzar a emprender, ¿le recomendaría que lo hiciera con una franquicia? ¿Cuáles son las ventajas? ¿Y los inconvenientes?

En nuestro caso, ayudamos a nuestras franquicias con facilidades de financiación además de apoyo en la búsqueda del local, gestión de la obra y acondicionamiento. También buscamos al equipo y lo formamos para que esté al tanto de la manera de trabajar de la enseña y apoyamos en las acciones de marketing y comunicación. Por lo tanto, acompañamos al franquiciado durante todo el proceso de apertura y posteriormente en la vida del local. En cuanto a los inconvenientes, los locales tienen que estar en línea con lo fijado por la compañía, por lo tanto su campo de actuación puede ser menor que si el local fuese propio.

¿Podría comentarnos el proceso qué hay que seguir para formar parte de Compañía del Trópico: gastos, locales,…)?

En primer lugar, hay que decidirse por alguna de las cuatro marcas que franquiciamos (Panaria, Charlotte, Café&Té y Café&Tapas). Las diferencias a nivel de inversión son mínimas en el caso de Panaria, Charlotte y Café&Té donde el m2 ronda los 1.000 euros/m2. En el caso de Café&Tapas, la inversión está entorno los 1.200 euros/m2 al estar dotado de cocina y mayor número de máquinas. La tipología de local es muy similar en Panaria, Charlotte y Café&Té (locales de unos 120 m2, sin trabas arquitectónicas, con posibilidad de terraza y sin que sea necesario la salida de humos) mientras que en Café&Tapas es un requisito indispensable contar con salida de humos y que el local tenga al menos 130 m2. Una vez nos hemos decidido por la marca y tenemos clara la ubicación, el siguiente paso es acondicionar el local, donde prestamos un servicio de llave en mano, realizar la formación del personal y abrir el establecimiento franquiciado. Todo ello lo conseguimos en el plazo de dos meses y medio.

 

Inma Sánchez