La demanda peninsular de energía eléctrica hasta abril se estima en 85.906 GWh, un 3,5% más que en el 2017. Una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica es un 2,1% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

Según los datos de REE, en abril se estima en 19.902 GWh, un 5,7% superior a la registrada en el mismo mes del año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda peninsular de energía eléctrica ha crecido un 2,4% con respecto a abril del 2017.

la producción de origen eólico en el mes de abril alcanza los 4.439 GWh, un 6,3% superior a la del mismo periodo del año pasado, y supone el 22,6% de la producción total.

En el mes de abril y según datos estimados, la generación procedente de fuentes de energía renovable representa el 53,2% de la producción.

El 74,6% de la producción eléctrica de este mes procede de tecnologías que no emiten CO2.