Elecnor obtuvo en el primer trimestre de 2018 un beneficio neto consolidado de 20,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,9% sobre los 20,1 millones alcanzados en el mismo periodo del ejercicio anterior, “gracias al buen comportamiento del negocio de infraestructuras y del negocio concesional”.

Las ventas consolidadas a 31 de marzo pasado se situaron en 484,5 millones, con un incremento del 2% en relación a los 475,1 millones del primer trimestre de 2017. Del total de las ventas, un 57% se consiguieron en los mercados internacionales y el resto, un 43%, en el nacional.

La cartera de contratos pendientes de ejecutar se elevó a 2.247 millones, un 4% más que en 2017. Del total, un 77% corresponde a proyectos adjudicados en los mercados internacionales por un valor de 1.732 millones. El mercado nacional supone un 23% de la cifra de negocio futura, con 515 millones.