ECONOMIA

EE. UU. aumenta los aranceles a la aceituna negra de España según Asemesa

El Departamento de Comercio de los Estados Unidos ha informado que su investigación sobre las importaciones de aceitunas negras de España ha encontrado “dumping y subsidios” y que los productores españoles reciben “subvenciones injustas”.

Según ha señalado la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa), como consecuencia de la investigación antisubvención se impone un arancel medio del 14,75% frente al 4,47% provisional establecido en noviembre. Y como resultado de la investigación antidumping, se impone un arancel medio del 20%, frente al provisional del 17,13% establecido en el mes de enero.

Según ha apuntado la asociación, mientras que el arancel antidumping se aplicará inmediatamente en cuanto se publique oficialmente, el arancel antisubvención no se aplicará hasta que la ITC (Comisión de Comercio Internacional) -un segundo organismo administrativo- adopte a finales de julio su resolución definitiva en la que determinará si las exportaciones de aceituna negra de España causan daño o son una amenaza para la industria de EE. UU.. Si este organismo estableciera que no existe tal daño o amenaza, ambos aranceles (antidumping y antisubvención) quedarían sin efecto.

“Con el incremento de estos aranceles España perderá prácticamente el mercado americano de aceituna negra. Asimismo, la administración americana sigue manteniendo que las ayudas de la PAC recibidas por los agricultores de aceituna de mesa no son compatibles con la normativa de la Organización Mundial del Comercio”, lamentan desde Asemesa.

Ante estas resoluciones, Antonio de Mora, secretario general de Asemesa, ha reiterado su petición a todas las administraciones, especialmente a la Comisión Europea, para que defiendan al sector “con la misma contundencia que están empleando en los casos del acero y el aluminio porque, además, está en cuestión el modelo de ayudas de la UE a los sectores agrícolas. Este precedente puede provocar que cualquier sector agrícola de cualquier país que compita con productos de la UE que reciban ayudas de la PAC, pida a su gobierno que actúe como lo está haciendo EE. UU.”.