IDEAS

Ahora las cooperativas más cerca de ti

Luis Miguel Jurado. Presidente de FAECTA

Empezamos con fuerza el nuevo curso y queremos hacerlo poniendo en valor las posibilidades que tiene el colectivo emprendedor para crear una cooperativa en Andalucía. El 3 de julio entró en vigor la modificación de la Ley de Cooperativas 14/2011 que abre la puerta a la constitución de estas empresas con dos personas. Sin duda, esta es una buena noticia no solo para el sector, por lo que supone de relanzamiento de esta fórmula jurídica, sino también para quienes están pensando en poner en marcha su proyecto.

FAECTA lleva más de 20 años asesorando por toda Andalucía a hombres y mujeres de todas las edades y formación. La experiencia acumulada y el camino recorrido nos dice que esta medida será bien acogida por la población andaluza, ya que desde nuestra red territorial, y gracias al contacto directo con quienes quieren crear una empresa, tenemos constancia de que existía cierta dificultad para iniciar un proyecto contando con tres personas. Ahora, las cooperativas están más cerca de los andaluces y estamos convencidos de que esto aumentará el alcance de los valores cooperativos y el compromiso con una sociedad con más justicia social.

El perfil del cooperativista ha cambiado. Si antes estaba vinculado a un entorno eminentemente rural y agrario, ahora se ha producido un salto cualitativo ya que las cooperativas tienen mayor presencia en el ámbito urbano donde desarrollan actividades profesionalizas e innovadoras que derriban la imagen que durante años se ha asociado a estas empresas. Queremos romper ese lugar común en el que el imaginario colectivo ha situado siempre al cooperativismo y abordar las particularidades de estas empresas destacando sus cualidades. Estamos hablando de empresas con un funcionamiento democrático y participativo en las que el 80% del empleo que generan es indefinido y el 74% a jornada completa. Creamos empleo estable aún en tiempos de inestabilidad económica. Son cuestiones a tener en cuenta en un momento en el que la colaboración y la apuesta por el bien común son un patrón a seguir.

Así lo constatamos sobre el terreno: muchos emprendedores reconocen que tanto la organización de la cooperativa como su funcionamiento encajan perfectamente con su forma de entender la empresa. Nos confirman que quieren una estructura menos jerárquica, más horizontal, en la que el trabajo en equipo sea el denominador común y en el que las relaciones sean más igualitarias y participativas.

Hasta ahora, el desconocimiento de la fórmula y la obligación de contar con tres personas han frenado su desarrollo, aunque tenemos que destacar que nuestra comunidad está en los primeros puestos del ranking nacional de cooperativas: uno de cada cinco empresas de economía social es andaluza.

Las cooperativas vamos ganando terreno en el plano de la innovación, de la responsabilidad social y de la sostenibilidad, sin olvidar algo tan básico y fundamental como la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres: las mujeres representan el 46% de las personas ocupadas en las cooperativas y el 39% está en puestos de responsabilidad.

Queremos dar a conocer el modelo cooperativo como lo que realmente es: una vía de inserción sociolaboral que favorece el empleo estable y estamos convencidos de que este cambio normativo es la respuesta a una demanda social y una oportunidad para relanzar a estas empresas en Andalucía.

 

Luis Miguel Jurado | Presidente de FAECTA

@LuisMi_Jurado

 

 

Artículo incluido en el número de septiembre de la revista Agenda de la Empresa