DestacadosEMPRESAS

Abengoa firma un plan para asegurar su sostenibilidad financiera

Con sus principales acreedores

Abengoa ha firmado una hoja de términos y condiciones (term sheet) con un conjunto de entidades financieras e inversores que ostentan la mayoría del llamado New Money 2 (tramo 2 de la deuda “nueva” de Abengoa tras el acuerdo de reestructuración alcanzado en 2017), y del New Bonding, para proveer liquidez por un importe de hasta 97 millones, y de nuevas líneas de avales, por un importe de 140 millones, mediante la emisión de un instrumento convertible en acciones de una sociedad dentro del perímetro de la planta de cogeneración A3T.

Este nuevo acuerdo se alcanza “al objeto de satisfacer las necesidades de liquidez de la compañía, consolidando así la recuperación alcanzada hasta el momento, y de dar seguridad a la viabilidad a largo plazo de Abengoa que, durante los últimos meses, ha ido cumpliendo los hitos marcados en su plan estratégico, creciendo en su negocio de EPC (Engineering, Procurement & Construction) con una cartera de proyectos adjudicados que alcanzó los 1.424 millones a finales de 2017 agotando por ello las líneas de avales concedidas, y avanzando de forma positiva en su plan de desinversión de activos no estratégicos”.

“En esta línea, y al objeto de asegurar su sostenibilidad a largo plazo, Abengoa busca obtener una estructura de capital congruente tanto con su modelo actual de negocio, como con el tamaño de la compañía en el medio plazo”, afirma la empresa.

Pérdidas de 100 millones en el primer semestre

El resultado neto de Abengoa en el primer semestre registró una pérdida de 100 millones de euros, debido principalmente a los costes financieros, parcialmente compensados por la venta del 25% de Atlantica Yield.

La compañía ha registrado ventas de 552 millones y un Ebitda de 87 millones, “una importante mejora en rentabilidad respecto al mismo semestre en 2017”. La mejora en el Ebitda se explica principalmente por la reducción de gastos generales y la ausencia de ajustes por gastos de asesores relacionados con el proceso de reestructuración financiera en 2017.

Abengoa “continúa haciendo un esfuerzo importante para la reducción de gastos generales de forma socialmente responsable”. En el primer semestre, estos gastos se situaron en 38 millones, una mejora respecto de los 65 millones en los seis primeros meses de 2017.

El endeudamiento financiero bruto asciende a 4.649 millones, tras una reducción de deuda por la venta del 25% de Atlantica Yield. Se espera una reducción adicional en el corto plazo tras la venta del 16,5% restante de Atlantica Yield. De los 4.649 millones de endeudamiento financiero bruto, 1.150 millones corresponden a deuda de sociedades clasificadas como mantenidas para la venta.