El Informe Infoempleo Adecco, que se ha presentado esta mañana en Madrid, analiza más de un millón de vacantes, más de 300.000 ofertas de empleo y encuesta a más de 9.000 empresas y candidatos.

 – El portal de trabajo Infoempleo y el Grupo Adecco presentan la XXI edición del Informe Infoempleo Adecco: Oferta y demanda de empleo en España, una completa radiografía de la situación del empleo en nuestro país a través del análisis de las ofertas de trabajo generadas en el último año, desde la distribución del empleo por comunidades autónomas, sectores o áreas funcionales hasta salarios, idiomas o formación más demandada por las empresas.

Las fuentes utilizadas para realizar el Informe Infoempleo Adecco son las ofertas de empleo publicadas por las empresas en la web www.infoempleo.com y en www.adecco.es, más de 9.000 encuestas a empresas y candidatos y un análisis cualitativo de los principales indicadores objetivos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. En total, se han analizado 334.972 ofertas de empleo en las que se ofrecían 1.077.228 vacantes.

Del estudio cabe destacar el elevado incremento de la oferta de empleo que ha tenido lugar en el último año, un 13,13%, la mayor subida de la última década. Además, este aumento permite encadenar cinco años consecutivos de crecimiento desde el punto de inflexión marcado en 2013.

 Andalucía, 4ª autonomía con mayor oferta de empleo

La Comunidad de Madrid mantiene su liderazgo como principal generadora de oferta de empleo en España, acaparando el 26,36% de la oferta total, tres décimas más que el año anterior. Le siguen Cataluña y País Vasco, que se mantienen estables y suman el 22,33% y el 12,23% del conjunto de oferta, respectivamente.

El peso de los sectores y las actividades económicas que conllevan, sumados al tamaño de las comunidades, son los factores que más influyen en la distribución geográfica del empleo en España. Así, aquellas comunidades con un mayor número de provincias y/o de sectores pueden presentar variaciones en la demanda de empleo en función del tipo de actividad profesional y del peso de la misma en el conjunto de la oferta nacional.

Andalucía mantiene la cuarta posición, a la que cayó en 2015, pero sigue perdiendo peso y se queda en el 8,3%, un punto porcentual menos que el registrado en el ejercicio anterior y que la acerca a la Comunidad Valenciana, quinta en el ranking, con el 7,1% de la oferta.

La región andaluza continúa con la tendencia descendente que ya inició en el ejercicio de 2015, aunque logra mantener el cuarto puesto con el 8,3% de la oferta nacional, un punto porcentual menos de lo conseguido en el año anterior que la alejan del 10,5% cosechado en 2014.

Uno de los principales rasgos que determinan la distribución regional del empleo es su nivel de concentración. En este sentido, en el último año se refuerza la tendencia a la concentración geográfica de la oferta alrededor de las comunidades con mayor potencial empresarial e industrial.

Las tres comunidades que encabezan la tabla aglutinan seis de cada diez ofertas de empleo (60,92%). Les siguen Andalucía y la Comunidad Valenciana, que, sumando su aportación a las tres primeras, derivan en la concentración del 76,3% de la oferta nacional en solo cinco regiones. El 23,7% restante se reparte entre las otras 12 comunidades autónomas más Ceuta y Melilla.

Las regiones que ocupan la parte alta del ranking son los grandes motores del desarrollo económico de nuestro país y vuelven a demostrar que su potencial empresarial e industrial está muy por encima del de las demás comunidades autónomas, evidenciando la polarización de la actividad económica y del empleo en España.

Por detrás de estas cinco autonomías se sitúa Castilla y León, que concentra el 4,7% de las ofertas de empleo. Le siguen Galicia (3,5%), Aragón (3%), Castilla-La Mancha (2,3%), Navarra (1,7%) y Canarias (1,7%).

Con una aportación inferior al 1,5% se encuentran Cantabria (1,5%), Baleares (1,4%), la Región de Murcia (1,3%) y Asturias (1%).

En último lugar se sitúan las comunidades de La Rioja (0,9%) y Extremadura (0,6%) y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con un 0,05% cada una.

Málaga y Sevilla concentran más de la mitad de las ofertas de Andalucía

Con respecto a la distribución provincial en España, Madrid (26,36%) y Barcelona (19,1%) siguen siendo las provincias que más ofertas de empleo aportan al conjunto nacional: un 45,5% del total. Es decir, casi la mitad de las ofertas que se publicaron en el último año hacía referencia a un puesto de trabajo en Madrid o en Barcelona.

Vizcaya se sitúa tercera (5,7%), seguida de Guipúzcoa (4,2%) y Valencia (4,1%). También se encuentran entre las provincias que más contribuyen a la oferta total Málaga, con un 2,7%, Zaragoza, con un 2,6%, Álava, con un 2,3% y Sevilla, con un 2,1%.

Por el contrario, Ceuta y Melilla son, de nuevo, las que suman un menor número de ofertas de empleo, con un 0,05% sobre el total cada una. Les siguen Zamora, Soria, Ávila, Huesca y Cuenca, con menos del 0,2% cada una de ellas.

Entre un 0,2% y un 0,3% del total de ofertas se sitúan Teruel, Lugo, Huelva, Cáceres y Segovia.