DestacadosEMPRESAS

Cellnex perdió 26 millones hasta septiembre pero elevó un 15% sus ingresos

Cellnex ha cerrado los nueve primeros meses del año con unas pérdidas de 26 millones de euros, aunque sus ingresos ascendieron a 665 millones (+15%) y el Ebitda alcanzó los 439 millones (+19%).

El resultado neto comparable cerró en 20 millones, y sigue recogiendo el efecto de las mayores amortizaciones (+19% vs. el tercer trimestre de 2017) y costes financieros (+42% vs. el tercer trimestre de 2017) asociados al crecimiento del grupo y la consiguiente ampliación del perímetro.

La compañía ha recordado que provisionó en el primer trimestre un total de 55 millones correspondientes al plan voluntario de prejubilaciones y bajas incentivadas acordado en el mes de marzo en Retevisión y Tradia, para el período 2018-2019.

Cellnex cerró el primer semestre de 2018 con una estructura de deuda estable, a largo plazo, con una vida media de 5,7 años, un coste medio aproximado del 1,9% (deuda dispuesta y no dispuesta), y en un 81% referenciada a tipo fijo (bonos y deuda bancaria).

La deuda neta del Grupo a 30 de septiembre, en base a la normativa IFRS16, alcanzaba los 2.922 millones de euros frente a los 2.677 (IFRS16) millones a cierre de 2017, lo que equivale a un ratio deuda neta/Ebitda del 4,9x. Asimismo, Cellnex cuenta -a cierre de período- con acceso a liquidez inmediata (tesorería y deuda no dispuesta) por un importe de 1.685 millones aproximadamente.

Las emisiones de Cellnex Telecom mantienen el rating “investment grade” (grado de inversión) de Fitch (BBB-) con outlook negativo, confirmado por la propia agencia este pasado mes de octubre. A su vez, S&P mantiene el rating BB+ con outlook estable confirmado por la propia agencia el pasado mes de junio.

Dividendo

El Consejo de Administración de Cellnex ha aprobado un pago de dividendo de 0,0535 euros, con cargo a la reserva de prima de emisión. La liquidación se hará efectiva en noviembre.

Este dividendo responde a la política anunciada en la Junta de Accionistas de 2017 que comprometía un incremento interanual del dividendo en un 10% en el período 2017-2019.