Primera experiencia realizada con Kutxabank

Iberdrola ha culminado un proyecto que contribuirá a acelerar el proceso de descarbonización al acreditar con tecnología Blockchain que la energía suministrada y consumida por el cliente es 100% renovable.

Esta primera experiencia de acreditación del origen renovable de la energía suministrada en tiempo real se ha desarrollado con la entidad financiera Kutxabank, que ha podido trazar la procedencia de la energía suministrada por Iberdrola, desde el activo de generación hasta el punto de consumo.

La energía renovable ha sido generada por los parques eólicos de Oiz (Vizcaya) y Maranchón (Guadalajara, Castilla-La Mancha) y la central hidroeléctrica de San Esteban (Orense, Galicia) y el consumo de energía limpia, procedente de estos activos, ha sido realizado en las sedes de Kutxabank y Cajasur, en el País Vasco y Córdoba.

“La innovación nos demuestra que es una herramienta aceleradora clave del proceso de descarbonización de la economía, aportando trazabilidad, seguridad y rapidez a las transacciones. En este caso, el suministro de energía verde es más eficiente, flexible y transparente y, con ello, se incentiva la producción y el consumo de energía 100% renovable”, explica Iberdrola.

Para Kutxabank supone “una nueva oportunidad para continuar profundizando en los criterios de sostenibilidad que guían su actividad, puesto que lleva años desarrollando diversas actuaciones tanto de forma directa e indirecta, con el objetivo de minimizar su huella ambiental. Las nuevas tecnologías se descubren como una aliada para mejorar el conocimiento acerca del origen de la energía que se consume en la entidad bancaria, que aspira a que en el futuro cercano sea completamente renovable”.