DestacadosECONOMIA

BBVA Research mantiene sus previsiones de crecimiento del 2,4% para 2019

bbva research

Estima un avance del 2% en 2020

BBVA Research mantiene sus previsiones de crecimiento para España en un 2,4% en 2019 y estima un avance del 2% en 2020 según lo indica en su último informe Situación España.

El servicio de estudios de BBVA señala que la recuperación continuará aunque prevé que durante los próximos trimestres se consolide la tendencia de moderación del crecimiento.

De cumplirse este escenario, la economía podría crear alrededor de 800.000 puestos de trabajo durante los próximos dos años, lo que supone una ralentización en el ritmo de creación de empleo, y reducir la tasa de paro hasta el 12,6% en 2020.

Los riesgos aumentan y la incertidumbre se mantiene elevada

En el entorno exterior, se mantiene un nivel alto de incertidumbre de política económica. En primer lugar, las tensiones comerciales entre EE. UU. y China perduran y continúan poniendo en riesgo el devenir del comercio global. En segundo lugar, los cambios en la estrategia de política monetaria de EE.UU. siguen condicionando la recomposición de las carteras de inversión y una mayor volatilidad en los flujos hacia mercados emergentes.

En el contexto europeo, la probabilidad de no alcanzar un acuerdo sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea ha aumentado. Además, si bien la incertidumbre respecto a la reducción del déficit público en Italia va en descenso, las tensiones relacionadas con las movilizaciones sociales en Francia y otros países europeos han aumentado.

Los riesgos en España también se mantienen. La incertidumbre sobre la política económica sigue siendo elevada. En materia de política fiscal, no hay seguridad sobre la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2019. Incluso si estos últimos se implementaran, las medidas anunciadas, tanto por parte del Estado como del resto de las administraciones públicas, no serán suficientes para cumplir con el objetivo de déficit del 1,3% del PIB a finales del presente año. Esto, sin tomar en cuenta el fuerte crecimiento del gasto público que se está produciendo y que podría intensificarse al aproximarse el ciclo electoral.

Así, dependiendo de la aprobación de los PGE, el desequilibrio en las cuentas públicas se mantendría entre el 2,0 y el 2,3% del PIB. Al mismo tiempo, preocupa la falta de consenso sobre las medidas necesarias para corregir  los desequilibrios y limitaciones estructurales que todavía muestra la economía española.