DestacadosEMPRESAS

Iberdrola y Nike extienden a Europa su acuerdo para el suministro de energía verde

iberdrola nike

Firman su tercer contrato de compraventa de electricidad, tras suscribir dos en Estados Unidos

Iberdrola y Nike han firmado su tercer contrato de compraventa de energía limpia a largo plazo (PPA, por sus siglas en inglés) en tres años, con la mirada puesta, por vez primera, en Europa. Este nuevo contrato se basa en la exitosa experiencia de ambas compañías en Estados Unidos. En total, la marca deportiva recibirá, a ambos lados del Atlántico, la producción de 209 megavatios (MW) de energía eólica renovable propiedad de Iberdrola.

Según el nuevo contrato, Iberdrola suministrará energía limpia a las instalaciones de Nike en Europa con la producción de 40 MW del complejo eólico de Cavar. Ubicado en Navarra, este enclave renovable está formado por cuatro parques con una capacidad conjunta de 111 MW y cuya puesta en marcha está prevista para finales de 2020.

“Los deportistas necesitan aire puro y agua limpia para progresar. El uso de energía 100% renovable en todas las instalaciones que operamos a nivel internacional nos permite cumplir con nuestros compromisos de sostenibilidad y proteger el futuro del deporte”, ha señalado Noel Kinder, responsable de Sostenibilidad de Nike.

Noel Kinder ha explicado que “ya en el año 2018 anunciamos la contratación de energía 100% renovable para suministrar nuestros centros en América del Norte y gracias a este último contrato, todas nuestras instalaciones en Europa también contarán, a partir de 2020, con energía verde. De esta forma podremos cumplir el 75% de nuestro objetivo mundial”.

Los contratos suscritos entre Nike y Avangrid Renewables (filial de Iberdrola) en Estados Unidos incluyen el suministro de 100 MW de energía eólica producida en el parque eólico de Karankawa, en Texas, y 69 MW de los parques de Leaning Juniper y Juniper Canyon, en Oregón, destinados, estos últimos, a abastecer la sede central de Nike, en Portland. Estas operaciones permiten a Nike cubrir con fuentes 100% renovables todas las necesidades de energía eléctrica de las instalaciones que posee u opera en América del Norte.