NombramientosPERSONAS

Eva Serrano es reelegida presidenta de Aseme

Nuevo periodo de cuatro años

En la Asamblea celebrada la semana pasada, en la sede de la CEIM, ha sido elegida, por unanimidad, la nueva Junta Directiva de ASEME, Asociación Española de Mujeres Empresarias de Madrid, que representa a las mujeres empresarias, emprendedoras y directivas en CEIM-CEOE y en Cámara de Comercio e Industria de Madrid, así como en instituciones regionales y locales en materia de igualdad.

Los retos de la presente legislatura se resumen en transparencia, eficiencia, y consolidación del proyecto para las generaciones que están en el camino empresarial. Los objetivos de la nueva Junta Directiva, que se ha ampliado de 15 a 19 miembros, son aumentar los servicios para las asociadas, fomentando la participación activa de las mujeres empresarias en el lobby empresarial; continuar generando acuerdos con otras asociaciones empresariales de mujeres, creando redes de redes entre empresarias, y mantener la representación en las diferentes organizaciones empresariales y administraciones públicas, en defensa de los derechos de la mujer empresaria y profesional de forma activa.

En palabras de Eva Serrano, “estamos orgullosas de ser empresarias, de generar riqueza y empleo, y de ser parte de la solución en la disminución de la brecha salarial, porque apostamos por una sociedad 50/50, y por la responsabilidad social empresarial”.

La presidenta de ASEME considera también que “nuestra presencia social está enfocada en seguir aportando soluciones, en positivo en materia de igualdad, siguiendo el lema de Naciones Unidas Mujer: Pensar en igualdad, construir con inteligencia e innovar para el cambio”.

Para Serrano Clavero, “la mujer del siglo XXI no busca ni enfrentamiento ni competencia con los hombres, cree en la diversidad y en mundo inclusivo, socialmente responsable, en el que el 50 % de la población no puede ser excluido de la toma de decisiones, más si tenemos en cuenta que el último Informe GEM demuestra que la plena incorporación de la mujer al mercado laboral, vía emprendimiento, no solo ha reducido la brecha salarial considerablemente sino que contribuye al crecimiento de la economía y evolución de la sociedad”.

Con relación a la nueva etapa que se inicia, la presidenta afirma que “los próximos cuatro años deben servir para apoyar a las mujeres empresarias y profesionales frente a los retos de una sociedad global en continuo cambio, en el que la tecnología ha de ser una aliada para el crecimiento empresarial y profesional femenino”.