IDEAS

La cooperativa de 2 personas atrae a los emprendedores andaluces

El cooperativismo sigue ganando fuerza en Andalucía y lo hace con unos resultados positivos. El apoyo al emprendimiento en colectivo que realizamos en la Federación está dando sus frutos y, por supuesto, la modificación de la Ley de Cooperativas Andaluzas, ha supuesto un punto de inflexión para que cada vez más emprendedores se interesen por esta tipología empresarial.

A cierre de 2018, en FAECTA hemos creado 118 nuevas empresas cooperativas de trabajo (frente a las 96 de 2017), lo que supone el 58% de las cooperativas de este tipo creadas en Andalucía. Realizamos una labor de atención directa, personalizada e integral, atendiendo a personas de diferentes perfiles en lo que respecta a trayectoria laboral y formación. Incidimos de forma directa en el territorio, trabajamos con los ayuntamientos y los diferentes colectivos de los municipios con un único objetivo: apoyar la creación de empleo y fomentar el espíritu emprendedor como opción laboral. El cooperativismo es un modelo empresarial de éxito que impulsa la transformación social del territorio y genera riqueza en el entorno rural y urbano. Son empresas que favorecen la cohesión social y territorial y aportan un plus al integrar valores de compromiso con la comunidad y que actúan reforzando aspectos como la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. En las cooperativas, desde el origen de estas sociedades, el foco se pone en las personas y la mejora de sus condiciones de vida.

Los datos también corroboran que el colectivo emprendedor se siente más cómodo con la modificación de la Ley de Cooperativas. El Parlamento Andaluz aprobó en junio de 2018 la reforma que permitía crear cooperativas con solo dos personas y esta medida ha tenido una especial incidencia en los últimos meses de 2018, tendencia que continúa en 2019. A cierre de 2018 se han creado en Andalucía 202 cooperativas de trabajo, un 32,9% más que en 2017. En términos de empleo, el cooperativismo de trabajo ha generado 580 empleos de nueva creación (un 8,6% más que en 2017), de los que 247 son mujeres y 333 hombres.

Las cooperativas son cada vez más atractivas para los emprendedores y lo notamos en FAECTA. Nuestra red territorial trabaja de manera directa con personas que se acercan a esta tipología empresarial para conocer sus ventajas, recibir información sobre el procedimiento de constitución, profundizar en los valores de estas empresas y sorprenderse por su forma de organización. Hemos resuelto 10.085 consultas sobre cooperativismo a través de diferentes vías y hemos realizado 1.197 acciones dirigidas a la promoción y difusión de este modelo económico. Gracias a este trabajo de campo, sabemos de primera mano que los grupos de emprendedores dan especial relevancia a cuestiones como el trabajo en equipo, la ausencia de jerarquías y sistemas rígidos, la igualdad entre sexos a la hora de acceder a puestos de responsabilidad y la aplicación de la democracia económica en base a la idea de que una persona representa un voto (cuestión que aleja a la cooperativa de la  empresa tradicional en la que el poder y las decisiones recaen en quien realiza la mayor aportación de capital). Quienes eligen el cooperativismo de trabajo quieren construir en colectivo y conformar una empresa cuya fortaleza subyace en los vínculos entre las personas. Esta característica es la que marca la diferencia y que eleva los índices de supervivencia de las cooperativas frente a otro tipo de empresas: los lazos de unión en torno al empleo son los que dan oxígeno a los socios y socias de las cooperativas para crecer y consolidarse.

 

Luis Miguel Jurado WEB Luis Miguel Jurado

Presidente de FAECTA

@LuisMi_Jurado

 

 

Artículo incluido en el número de marzo de la revista Agenda de la Empresa