IDEAS

¿Para qué sirve una Sociedad de Garantía Recíproca?

Andalucía cuenta con una Sociedad de Garántia Recíproca sólida que, desde hace un año, trabaja en todas las provincias de la región con la denominación de Garántia SGR. Venimos en este tiempo comunicando que somos un instrumento útil para pymes y autónomos con la finalidad de facilitarles el camino hacia lo que les sigue costando más trabajo conseguir, la financiación en condiciones óptimas.

Por tanto, cada día la labor de nuestra SGR, al igual que las que existen en las distintas comunidades autónomas, es más conocida, aunque todavía no hemos alcanzado a una buena parte del tejido empresarial andaluz, que desconoce el valor añadido que aportamos, que no es otro que ser motor de la economía al facilitar el acceso al crédito de empresas y autónomos, mejorando las condiciones de financiación ya sea por insuficiencia de garantías o por necesidades de mejorar los plazos de las operaciones, cuestión vital en un mercado como el actual.

Como Sociedad de Garantía Recíproca de Andalucía intentamos que cualquier proyecto que se pueda hacer realidad lo consiga con nuestra ayuda. Por ello, estudiamos con criterios empresariales, a fondo, todas y, cada una de las posibles operaciones que llegan a las manos de las ocho oficinas de Garántia SGR en Andalucía.

Más de 1.800 operaciones en 2018 recibieron el respaldo financiero para sus iniciativas gracias a Garántia y contamos con 16.000 socios, autónomos y empresas andaluzas, lo que nos consolida como la segunda SGR nacional en número de socios.

Cuando cualquier pyme o autónomo quiere ampliar su negocio, incorporar nuevas tecnologías, o abordar nuevos mercados, lógicamente necesitará financiación adicional, uno de los principales requisitos que le pedirán será que disponga de un aval que pueda hacer frente a la deuda en caso de impago. Ahí, en ese momento, entramos en acción las Sociedades de Garantía Recíproca o SGR. Actuamos como avalistas de las empresas que solicitan la financiación, de tal forma que puedan obtenerlo con mejores condiciones que si no tuviesen una garantía o aval.

Para lograr estos objetivos, contamos con aliados estratégicos: las entidades financieras que son quienes conceden las operaciones, pero sin asumir el riesgo de impago ya que cuentan con nuestro aval. A lo largo del pasado año, hemos ampliado nuestra colaboración con las principales entidades bancarias que actúan en nuestro territorio de modo que en la actualidad en Andalucía operamos con la práctica totalidad de ellas.

Con la intermediación y asesoramiento de Garántia SGR, estas entidades se ven menos expuestas al riesgo y tienen garantizada una mejora en la calidad del crédito. Hay que destacar, además, que nuestro aval está calificado por el Banco de España como sin riesgo aparente, y esto supone para la entidad financiera el menor consumo de recursos propios, además de recobro automático en caso de impago.

Más allá de la búsqueda de la financiación, estamos muy orgullosos de que Garántia, en particular, y el Sistema Nacional de Garantías, en general, seamos mucho más que una mera intermediaria para quienes confían en nuestra actividad. No solo les buscamos el canal de financiación, también les analizamos el plan de negocio y les damos opinión sobre su viabilidad. Somos un compañero leal en ese difícil recorrido de las pymes y autónomos de hacer realidad su sueño empresarial.

Desde Garántia, también concedemos avales técnicos cuando se trata de garantías para las obligaciones ante la Administración u organismos públicos motivadas por la licitación y el cumplimiento de contratos de obra, gestión de servicios, o de suministros, pero esta faceta la abordaremos en otra ocasión.

 

José María Vera WEB Garantia

Director General de Garántia SGR

 

 

 

Artículo incluido en el número de marzo de la revista Agenda de la Empresa