IDEAS

Feminismo para la igualdad

Carmen Castilla. Secretaria General de UGT-A

Las feministas y los feministas hemos vuelto a decir NO a la desigualdad por razón de sexo. Por segundo año consecutivo, los sindicatos mayoritarios hemos convocado paros y movilizaciones, y hemos participado activamente en la marea humana, de millones de personas, que recorrió las calles de las principales ciudades españolas el pasado 8 de Marzo. Este año, con un agravante: la reacción antifeminista que cuaja especialmente en algunas fuerzas políticas que defienden la involución de derechos.

El feminismo no es lo contrario del machismo. El feminismo es igualdad y respeto; el machismo es desigualdad, imposición y violencia. El lema de este año de UGT por el Día Internacional de la Mujer reza: “Iguales, ni más, ni menos”.

La Constitución española cumplió el pasado mes de diciembre 40 años, y hay dos artículos fundamentales, que aún no se han cumplido; el 14 proclama: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Y el 9.2 completa: “Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas”.

La Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, y la nueva Ley andaluza de Igualdad que entró en vigor en octubre de 2018, desarrollan el derecho constitucional y plantean medidas para que la igualdad se haga efectiva.

El gobierno socialista, en poco tiempo, también ha aprobado algunas cuestiones encaminadas a favorecer la igualdad real: la ampliación del permiso de paternidad, planes de igualdad obligatorios para empresas de más de 50 trabajadores, o nuevas medidas de conciliación, son normativas que ayudan en el camino hacia la igualdad real, pero estamos muy lejos aún de que este concepto sea cierto.

En la jornada “Raíces” celebradas en Córdoba el pasado 21 de marzo, quedó en evidencia la necesidad del feminismo en la sociedad para lograr la igualdad real entre hombres y mujeres. Igualdad que no existe mientras tengamos una brecha salarial de seis mil euros anuales, mientras haya empleos que estigmatizan a la mujer, o mientras haya hombres que sigan acosando, violando y matando a las mujeres, por el simple hecho de serlo.

Según una macroencuesta de la Unión Europea, una de cada tres mujeres asegura haber sufrido acoso sexual en el trabajo, aunque solo el 15% lo ha denunciado porque tienen miedo a la persecución y a la impunidad del agresor. La violencia machista en España, ha acabado en los últimos 15 años con la vida de cerca de un millar de mujeres. En Andalucía, desde 2003, han asesinado a 196 mujeres, cuatro menores, y 62 niñas y niños se han quedado huérfanos. En 2018, en nuestra Comunidad, se han interpuesto 70 denuncias diarias por violencia de género, de las cuales un 26% han finalizado con una orden de protección y solo un 1,4% de los agresores tiene un seguimiento activo, por lo que UGT entiende que las víctimas no están debidamente protegidas.

En esa jornada a la que antes hacíamos referencia: “Raíces”, organizada por UGT Córdoba, pude compartir tribuna con la periodista y corresponsal de guerra, Rosa María Calaf, quien ve lógico que la ultraderecha haya surgido en Europa como “contrarrevolución” ante los avances en derechos e igualdad que se han logrado en los últimos años gracias a la movilización del feminismo, y dijo que su visualización permite ahora combatir directamente actitudes que, de otra forma, permanecían camufladas.

Hasta que consigamos erradicarlos, tenemos que seguir hablando de los males que hacen que nuestra sociedad sea menos justa, y señalando a quienes los provocan o los defienden. Y no solo hablando para hacerlos evidentes, sino movilizándonos y combatiendo esos comportamientos desde un punto de vista moral y ético, desde lo laboral, y también desde lo penal, porque muchos constituyen un grave delito.

 

Carmen Castilla

Secretaria General de UGT-A

@mc_castilla

 

Artículo incluido en el número de abril de la revista Agenda de la Empresa