MOTOR

Nuevo Audi Q7: más tecnológico y dinámico

Nuevo-Audi-Q7

Estará disponible en los concesionarios europeos a partir de mediados de septiembre

El Audi Q7 recibe una actualización general, tanto visual como técnica. Muestra elementos SUV característicos del actual lenguaje de diseño de Audi, lo que incluye la gran parrilla Singleframe octogonal, con seis barras verticales cromadas como estructura.

Las dos entradas de aire en dos secciones tienen un aspecto mucho más expresivo, mientras que la zona de los estribos subraya la distancia al suelo del SUV y, de este modo, sus capacidades fuera del asfalto. Los faros, disponibles opcionalmente con tecnología HD Matrix LED incluyendo iluminación Audi láser, realzan la anchura del modelo con su contorno y su firma lumínica. En la parte posterior, una llamativa banda cromada crea la conexión visual entre los estilizados grupos ópticos traseros, con su grafismo de aspecto técnico, añadiendo una sensación de horizontalidad aún mayor.

Los diseñadores han logrado una imagen definida con superficies tensas y planas que se extienden de lado a lado, de manera especial en la zona donde se ubica la placa de la matrícula. El Audi Q7 resulta todavía más llamativo con el acabado exterior S line, que incluye de serie un blade en el paragolpes delantero, llantas de 20 pulgadas y un protector de bajos más deportivo en la parte trasera, junto con la pintura completa en el color de la carrocería.

Tecnología Mild Hybrid de serie

Todos los motores del Audi Q7 se combinan con un cambio tiptronic de ocho velocidades y con la tracción total permanente quattro.  En la fase de lanzamiento al mercado, que tendrá lugar durante el mes de septiembre, el nuevo Audi Q7 se ofrecerá con dos motores TDI. Más adelante, la gama se completará con un motor de gasolina y una versión híbrida enchufable.

La tecnología Mild Hybrid de serie tiene un papel fundamental en la eficiencia de estos motores. En condiciones de utilización real, esta tecnología puede reducir el consumo de combustible hasta en 0,7 litros cada 100 kilómetros. Su componente principal es un alternador-motor de arranque por correa (BAS), que alimenta un sistema eléctrico principal de 48 voltios, en el que una compacta batería de iones de litio almacena la energía. En las frenadas, el BAS puede recuperar hasta 8 kW de energía eléctrica y dirigirla a la batería.

Si el conductor levanta el pie del acelerador a velocidades de entre 55 y 160 km/h, el Audi Q7 puede recuperar energía o avanzar en modo de marcha por inercia con el motor apagado hasta 40 segundos.

El dispositivo BAS vuelve a arrancar el motor en cuanto se pisa de nuevo el acelerador, de un modo más rápido y suave que un motor de arranque convencional. El sistema start-stop opera automáticamente a velocidades inferiores a 22 km/h.

Altamente conectado

El MMI Navegación plus proporciona una conectividad superior. Incluye el estándar de conexión LTE Advanced (5G), un punto Wi-Fi, sistema de control por voz y la amplia gama de servicios de Audi connect. Los últimos en añadirse son la información online sobre tráfico, la radio híbrida y la navegación con Google Earth. También es nuevo el servicio de voz Alexa de Amazon basado en la nube, integrado en el sistema operativo MMI.

Lo mismo se aplica al servicio Car-to-X de información de semáforos, que se está implementando en una selección de ciudades europeas. Este sistema conecta la infraestructura urbana con el vehículo, lo que permite recibir información desde el ordenador central que controla los semáforos a través de un servidor, de modo que el conductor puede elegir una velocidad que optimice su marcha para llegar al siguiente semáforo en verde.

La instrumentación digital Audi virtual cockpit y el head-up display opcional muestran una recomendación de velocidad, así como el tiempo restante hasta la siguiente fase en verde, mientras el conductor espera ante un semáforo en rojo. De ese modo, el sistema promueve un estilo de conducción eficiente y anticipativo, que facilita un flujo constante del tráfico.

El Audi adaptive cruise assist, que combina las funciones de control de crucero adaptativo, el asistente de conducción en atascos y el active lane assist, reduce la tarea del conductor, particularmente en viajes largos, acentuando así el confort. En combinación con el efficiency assist, frena y acelera el vehículo anticipándose a las condiciones del tráfico. También es nuevo el Audi emergency assist, que detiene el Q7 e inicia las medidas necesarias de protección si detecta que el conductor está inactivo. Esta función está disponible en los modos manual y asistido.