IDEAS

Tecnología y ODS: una alianza estratégica

Javier González de Lara. Presidente de CEA

A nadie le cabe duda de que la tecnología es fundamental para alcanzar correctamente los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El avance vertiginoso que está protagonizando en todos los ámbitos ha redimensionado la capacidad de innovación de los seres humanos y nos dota continuamente de herramientas formidables. Por ello, gracias a la tecnología, la Agenda 2030 mejora continuamente la consecución de los ODS en cuanto a tiempo, coste y calidad de los resultados finales.

Las numerosas posibilidades desde la perspectiva empresarial, con el liderazgo de CEA para impulsar los ODS desde las empresas andaluzas, son muchas. Enumero solo algunas.

En primer lugar, la información. Si algo caracteriza al universo digital es el libre acceso a la información cualificada. A la mejor información global sobre las sociedades y su desarrollo en términos básicos como sanidad, educación, iniciativa y empleo, servicios, acceso y uso de los recursos naturales (comenzando por el agua), etc. Este acceso al conocimiento mejora sustancialmente la capacidad para tomar decisiones y, en consecuencia, su puesta en marcha también, con los mejores resultados.

En segundo lugar, las nuevas iniciativas. Si hay algo que está transformando a la Empresa como sujeto social y motor del desarrollo de las sociedades, es el universo digital e Internet. Esta transformación afecta a todos los sectores de actividad y facilita la aparición de nuevas formas de empresas y de nuevos modelos de actividad gracias al acceso a recursos globales y compartidos. La transformación digital, como vemos a diario, se encuentra en una etapa muy avanzada frente a la relativamente reciente de hace apenas unos años. La automatización, la Inteligencia Artificial, la Realidad Virtual, la Robótica y lo que conocemos en la actualidad como elementos de la revolución 4.0, nos sitúan en este escenario de evolución incesante y a velocidad exponencial de cambio de las empresas y surgimiento de nuevas iniciativas. Todas ellas gracias a la tecnología, pero siempre a través de la innovación humana.

En tercer lugar, la inversión y la financiación. Es vital disponer de financiación para llevar a cabo la Agenda 2030 y los ODS en cuanto a inversiones necesarias. La capacidad de las administraciones se cruza con las aportaciones y desarrollos de las empresas, es decir, la vía de la colaboración público-privada es absolutamente imprescindible para la obtención y buena gestión de los recursos necesarios y disponibles.

Este universo digital ha facilitado también la aparición de nuevas fórmulas de financiación a través de diversos tipos de plataformas -denominadas “socialmente responsables”- que se han convertido en canales indispensables para mejorar las inversiones.

En cuarto lugar, las ofertas de productos y servicios. Como consecuencia de lo anterior, las ofertas de productos y servicios disponibles crecen de la misma forma exponencial y no solo en cantidad, sino en calidad. Más y mejor información favorece la mejora y aparición de nuevas iniciativas empresariales que tienen a su alcance mayor número de acceso a la financiación para invertir y, en consecuencia, ofrecer más y mejores productos y servicios globales.

Finalmente, la condición imprescindible, la ética. Todo el valor que la tecnología aporta a los ODS se fundamenta en el uso ético que se haga de ella. Puede parecer un sinsentido, pero no lo es. Las posibilidades tecnológicas abiertas con la digitalización e Internet solo pueden ser beneficiosas para el desarrollo de la humanidad si se utilizan con valores morales. Los atajos o los usos no transparentes para beneficiar a unos en perjuicio de otros no son opciones contemplables.

En definitiva, la tecnología es solo un medio para alcanzar un fin. Pero es una herramienta decisiva para la implantación de los desafíos marcados en la Agenda 2030. Más información veraz, más oportunidades con acceso a la inversión y a la financiación nos permitirán generar más productos y servicios acordes con las demandas de una sociedad cada vez más responsable y sostenible. En CEA estamos comprometidos firmemente.

 

Javier González de Lara Javier González de Lara2

Presidente de CEA

 

 

Artículo incluido en el número de julio-agosto de la revista Agenda de la Empresa