ECONOMIA

Los estudiantes desempleados que buscan empleo caen un 32% desde 2015

Actualmente, cerca de 56.000 estudiantes están buscando un empleo

Randstad, la empresa de recursos humanos número 1 en España y en el mundo, ha analizado la situación de los estudiantes[1] desocupados en situación de búsqueda de empleo. Para ello, ha estudiado los datos del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) correspondientes a los cinco primeros meses de 2008 a 2019, observando el comportamiento de estos profesionales por género, tiempo empleado en la búsqueda y comunidad autónoma.

Randstad destaca que, durante los cinco primeros meses de los últimos cuatro años, los estudiantes desempleados en búsqueda de empleo se han reducido en un 31,7%, lo que supone cerca de 26.000 personas menos.

De hecho, esta cifra no ha dejado de caer desde 2015, año en el que se registró la mayor cantidad de estudiantes desempleados buscando trabajo (81.598), encadenando cuatro ejercicios de descensos consecutivos hasta registrar en este 2019 los 55.708 estudiantes. La de este año es la tercera cifra más baja del periodo estudiado, experimentando un descenso del 12,1% con respecto a 2018.

Cuando se analiza la serie histórica, Randstad detecta que 2008 registró el valor más bajo de estudiantes desempleados en búsqueda de trabajo, por debajo los 40.000 (39.444). Desde entonces, la cifra se incrementó hasta el segundo mayor valor del periodo en 2010, 78.473, momento desde el cual comenzó a caer hasta registrar 55.347 en 2013. Tras este año se encadenaron dos ejercicios de subidas hasta que en 2015 se batió el récord de estudiantes desempleados en búsqueda de empleo, con 81.598. A partir de ese momento, se han experimentado 4 años de descensos consecutivos, hasta los 55.708 estudiantes actuales.

Se reducen las diferencias entre mujeres y hombres

El análisis de Randstad también ha tenido en cuenta el género de los estudiantes demandantes de empleo. Analizando la serie histórica, ambos sexos han seguido una tendencia similar aunque siendo superior el volumen de las mujeres. De hecho, durante los primeros años del estudio, la diferencia era mayor, ya que el número de las estudiantes demandantes de empleo fue, en años como 2008, un 60,4% superior al de los estudiantes varones. Con los años, esta diferencia se ha moderado hasta ser el número de las mujeres un 14,1% superior en este 2019, lo que se traduce en que el 53,3% de los estudiantes demandantes de empleo son mujeres, por un 46,7% de hombres.

Por otro lado, Randstad también analiza el tiempo que los demandantes de empleo llevan buscando un trabajo. En este sentido, la mayoría de los estudiantes desocupados (44,6%) han pasado menos de seis meses en búsqueda de empleo. Le siguen los que están tardando más de un año en encontrar un trabajo, el 33,6%, y los que llevan en este cometido entre seis y doce meses, con un 21,8%.

[1] Como estudiantes se consideran a los estudiantes menores de 25 años y a los que demandan primer empleo si tienen más de 25 años.