ECONOMIA

Las administraciones públicas concedieron en 2018 un 19,1% más en subvenciones y ayudas públicas

axesor subvenciones 2018

2.807,4 millones de euros

Las administraciones públicas españolas concedieron en 2018 un total de 2.807,4 millones de euros en subvenciones y ayudas públicas, según el Anuario 2018 de Administraciones Públicas de axesor. Esa cantidad supone un 19,1% más que en 2017, tras dos años de caídas continuas en la suma total concedida por ellas a empresas y entes mercantiles y no mercantiles.

Las sociedades mercantiles recibieron en 2018 el 38,5% de la financiación, mientras que las no mercantiles y los empresarios individuales percibieron el 61,5% restante.

En concreto, las ayudas percibidas por sociedades mercantiles el año pasado ascendieron a 1.080,1 millones de euros, una cantidad un 10,1% inferior a la de 2017. La financiación pública a las sociedades de capital acumula así siete años de descensos continuados. No obstante, pese a la tendencia descendente, en 2018 se contuvo la caída. Las ayudas percibidas por entidades no mercantiles y autónomos sumaron por su parte 1.727,3 millones de euros, un 12% más que el año previo.

Atendiendo a su tamaño, las pequeñas y medianas empresas (pymes) percibieron en 2018 una cantidad mayor de financiación pública que las grandes empresas. En concreto, las pymes recibieron 952,7 millones de euros, una cifra que es un 9,6% menor que en 2017. Las grandes compañías recibieron 128,9 millones de euros, un 12,7% menos que el año previo. Esto quiere decir que las pymes percibieron en 2018 el 88,1% de la financiación, frente al 11,9% que obtuvieron las grandes empresas.

Por sectores, la industria manufacturera volvió a ser en 2018 la que percibió una mayor financiación pública, con 267,1 millones de euros recibidos. Los organismos públicos mantienen así su apoyo y financiación a las sociedades industriales. La importancia del sector industrial como generador de conocimiento y empleo ha demostrado que los países con un mayor peso de la industria en el PIB han tenido una mejor respuesta tras la crisis económica y financiera que comenzó en 2008.

El número de adjudicaciones de licitaciones públicas creció por su parte un 24,3%, hasta los 81.707 contratos públicos adjudicados, confirmando la tendencia creciente desde 2011. El importe total adjudicado fue de 46.250 millones de euros, un 37% más que el año previo.