EMPRESAS

Barcelona adquiere 42 trenes para el Metro con el apoyo del BEI y del Plan Juncker

barcelona trenes metro bei

La operación está valorada globalmente en 268 millones

La operación para renovar los 42 trenes más antiguos del metro de Barcelona se ha cerrado hoy una vez firmados los contratos de suministro de los convoyes al operador local TMB y su financiación por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Instituto de Crédito Oficial (ICO), el Institut Català de Finances (ICF) y varias entidades privadas. La operación está valorada globalmente en 268 millones de euros.

El suministro de los 42 trenes, de cinco coches cada uno, fue adjudicado por concurso público a Alstom, que entregará los dos primeros en 2020 y el resto en el plazo de dos años y medio. Serán construidos en su factoría de Santa Perpètua de Mogoda, de acuerdo con los criterios de sostenibilidad que TMB ha requerido: estructura ligera, bajo consumo energético, elevadas tasas de recuperabilidad y reciclabilidad de los componentes, fiabilidad técnica y facilidad de mantenimiento.

Para hacer posible esta adquisición de material móvil, gracias a la cual serán retiradas la totalidad de las series 3000 y 4000, TMB ha concertado varias operaciones de crédito a muy largo plazo con entidades públicas y privadas, con la autorización del Consejo de Administración de la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) del área de Barcelona.

El BEI financiará la mayor parte de la renovación de estos trenes, destinados a las líneas 1 y 3 del metro de Barcelona, facilitando hasta 205 millones a TMB. Estos fondos permitirán sustituir las 42 composiciones, que llevan circulando cerca de 35 años, por nuevos trenes que contarán con las últimas tecnologías para mejorar la seguridad, los tiempos de espera y el confort del servicio. También aumentará la capacidad de los vagones, que llegará a los 1.100 pasajeros para los que circulan por la L1 y a los 900 para la L3.

El apoyo del BEI contribuirá a promover la acción a favor del clima reforzando la calidad del transporte público para fomentar su uso frente al privado y reducir así las emisiones contaminantes en Barcelona. Además, los nuevos vehículos consumirán hasta un 20% menos de energía y serán más silenciosos.

Para completar la operación, TMB ha obtenido la financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO), entidad pública del Ministerio de Economía y Empresa, por un importe de 54 millones, y del Institut Català de Finances (ICF), entidad financiera pública propiedad de la Generalitat de Catalunya, por 50 millones. También han concedido préstamos, de 6,4 millones cada uno, Bankinter y Liberbank.