IDEAS

La apuesta por la economía social en el presupuesto andaluz

Luis Miguel Jurado. Presidente de FAECTA

El cooperativismo es el núcleo de la economía social en Andalucía y en el mundo. Estas empresas representan la creación de empleo y la promoción de la sostenibilidad. Haciendo un análisis cualitativo y cuantitativo de los servicios prestados, es decir poniendo el foco en el cómo se prestan (con valores y principios) y en el quién los presta (sus socios/as trabajadores/as), podemos afirmar que las cooperativas son la esencia de la economía social.

Las distintas órdenes de fomento de la Economía Social; el incremento en la participación institucional; el apoyo recibido para la modernización y afianzamiento de sus organizaciones representativas; los avances legislativos; el respaldo presupuestario y hasta las políticas de concertación social (ya sea otros años, a través de las distintas ediciones del Pacto Andaluz por la Economía Social) han apoyado al cooperativismo y la economía social.

Yendo al detalle, la presencia de la economía social en el presupuesto para 2019 queda ligada a la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, quien tiene las competencias públicas de intervención en materia de cooperativismo, economía social y autónomos, en su programa presupuestario 7.2.C, Trabajo Autónomo y Economía Social.

El presupuesto de esta consejería para 2019 supondrá un gasto total para este programa de 96,4 millones de euros.

Con respecto al sector de la economía social, éste tendrá un presupuesto de 7,6 millones, un 15% más que el año pasado si tenemos en cuenta la ejecución realizada.

Desde FAECTA celebramos el aumento de las partidas destinadas a la innovación, la difusión, el emprendimiento colectivo y aquellas dirigidas a facilitar la vertebración e implantación territorial de las organizaciones representativas del sector. Sin duda, esta medida contribuirá a dinamizar las iniciativas de nuestro colectivo emprendedor y a enriquecer el tejido empresarial de Andalucía.

Por otra parte, las partidas destinadas a la creación de empleo en cooperativas y sociedades laborales, con más de dos millones de euros, serán suficientes para cubrir la demanda de las empresas.

La entrada en vigor de la modificación de la Ley de Cooperativas en verano de 2018 ha abierto la posibilidad de crear cooperativas con solo dos personas, un cambio que ha hecho que muchos microproyectos empresariales estén saliendo a la luz y empiecen a desarrollarse siguiendo los principios de un modelo económico más responsable, ético y sostenible.

Estos argumentos justifican y avalan las partidas dirigidas a fomentar la incorporación de personas socias en las cooperativas, son socios trabajadores, y ese empleo es estable y de calidad. Para asegurar en el tiempo la permanencia de estas empresas es importante contar con incentivos para que los trabajadores se incorporen como socios a las empresas de economía social.

Las empresas cooperativas, tal como viene demostrando año tras año, devuelve con creces a la sociedad andaluza las inversiones realizadas en ella, demostrando un alto grado de flexibilidad para adaptarse a un entorno económico positivo, como cualquier otra, pero también en uno negativo, lo que en la actualidad es un valor a tener presente.

En definitiva, creemos que las partidas destinadas a nuestro sector contribuirán a ofrecer soluciones a los principales problemas de la sociedad andaluza y, entre éstos, al principal de ellos, el de la creación de empleo estable y de calidad. Entendemos y valoramos positivamente el incremento del 15% de la mayoría de las partidas destinadas al sector.

 

Luis Miguel Jurado WEB Luis Miguel Jurado

Presidente de FAECTA

@LuisMi_Jurado

 

rtículo incluido en el número de octubre de la revista Agenda de la Empresa