ECONOMIA

La economía ambiental generó 316,2 miles de empleos

El 1,76% del total de la economía

La economía ambiental, definida como el valor de las actividades asociadas a la protección del medioambiente y la gestión de los recursos naturales, representó el 2,20% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2018, cinco centésimas más que en el año anterior, según los datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).  El empleo generado por las actividades ambientales supuso el 1,76% del total.

El Valor Añadido Bruto (VAB) asociado a la producción de bienes y servicios ambientales (en adelante VAB ambiental) se situó en 26.424,4 millones de euros, un 5,5% más que el año anterior, lo que supuso dos puntos por encima del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) a precios de mercado en 2018.

Por su parte, en 2018 el empleo ascendió a 316,2 miles de empleos equivalentes a tiempo completo, con un crecimiento anual del 4,5%, dos puntos más que el crecimiento del empleo total de la economía en ese mismo año.

Las actividades con un mayor peso en el VAB ambiental en 2018 fueron Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (38,6% del total) y Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación (28,9%).

Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado fue la actividad con mayor repercusión en la tasa de crecimiento respecto al año anterior (1,868 puntos), mientras que la actividad de Construcción fue la que menos aportó (0,105 puntos).

Las actividades económicas con mayor empleo ambiental fueron Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación (40,5% del total del empleo ambiental) y Servicios (23,5%).

Las actividades de los Servicios fueron las que más aportaron a la tasa de crecimiento del empleo (1,288 puntos). Por su parte, las Industrias extractivas y manufactureras registraron el mayor aumento anual, del 8,9%.

Exportaciones

El total de exportaciones ascendió a 5.685,1 millones de euros en 2018, lo que supuso un incremento del 13,3% respecto al año anterior. Los ámbitos con mayor peso en las exportaciones fueron Producción de energía a través de fuentes renovables (31,9% del total) y Ahorro y gestión de energía y/o calor (24,3%). Estas exportaciones incluyen los productos energéticos (biocombustibles) y bienes de equipo vinculados a la producción de energía eléctrica renovable (grupos electrógenos de energía eólica) y a un menor consumo de energía (electrodomésticos de la máxima certificación energética, principalmente).