DestacadosECONOMIA

Sánchez defiende en Davos una justicia social y aboga por aprovechar las oportunidades de la transición ecológica y digital

pedro sánchez davosPool Moncloa/Fernando Calvo

Mantiene el compromiso del Ejecutivo con la reducción del déficit y el nivel de endeudamiento

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha abogado en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) por consolidar un crecimiento sostenible y generador de empleo digno y aprovechar las oportunidades de la transición ecológica y digital. Además, ha afirmado que mantiene el compromiso del Ejecutivo con la reducción del déficit y el nivel de endeudamiento de la economía española.

En la reunión anual del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), el presidente ha descrito a España como “un país abierto al mundo” y con “una clara voluntad” de luchar por un mundo más cohesionado, justo y sostenible. En su intervención ante el Plenario, el jefe del Ejecutivo ha señalado que, frente a los ejemplos de repliegues nacionalistas en todos los ámbitos, su Gobierno apuesta decididamente por el multilateralismo eficaz e inclusivo como única solución ante los grandes desafíos globales.

Tras ser presentado por el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, Sánchez ha expuesto cinco grandes retos, los mismos que ya presentó en su discurso de investidura. El primero es lograr una consolidación del crecimiento que lleve aparejada la creación de empleo digno; en este ámbito, Sánchez ha anunciado una revisión con carácter urgente y en profundidad de las normas laborales y la elaboración de un Estatuto de los Trabajadores acorde con el siglo XXI.

La segunda prioridad es la transformación digital. El Gobierno -ha apuntado Sánchez- va a priorizar la investigación y la formación en todos los niveles, especialmente en el caso de la Formación Profesional: hasta el año 2025, España necesitará crear 200.000 nuevas plazas de estas enseñanzas.

La transición ecológica es el tercer gran desafío: la emergencia climática representa un desastre sin fronteras y la actual generación es la última que puede darle respuesta, ha dicho Sánchez. El Consejo de Ministros aprobó ayer la Declaración de Emergencia Climática y el Gobierno se compromete a avanzar hacia un modelo energético descarbonizado y sustentado en fuentes renovables, generando puestos de trabajo y apoyando siempre a los más vulnerables.

Políticas públicas en favor de la igualdad

En cuarto lugar, es urgente seguir avanzando hacia la igualdad real entre hombres y mujeres. Sánchez ha indicado que el feminismo del Gobierno se refleja en su composición paritaria y en que tres de las cuatro vicepresidencias están desempeñadas por mujeres. Además, ha avanzado que esa seña de identidad del Ejecutivo se traducirá en políticas públicas que favorezcan la igualdad, como una ley que ampare la igualdad retributiva mediante la transparencia salarial y la regulación en el Código Penal del consentimiento sexual.

Luchar contra la pobreza y la desigualdad -ha afirmado Sánchez- es el quinto reto, lo que requiere trabajar en la justicia fiscal, establecer un Ingreso Mínimo Vital, fortalecer el Estado del Bienestar y garantizar las pensiones públicas.

El presidente ha subrayado que el Gobierno abordará estos desafíos con una economía más robusta y equilibrada que en el pasado y desde el rigor fiscal. Mantener el compromiso de reducción del déficit y la deuda -ha argumentado- generará confianza entre los agentes económicos e incrementará el margen de actuación del Ejecutivo para resolver los problemas de los ciudadanos, combatiendo así el discurso de la ultraderecha, los nacionalismos y los populismos y reforzando el sistema democrático y la economía social de mercado.