“Partes de nuestro negocio no están ofreciendo rendimientos aceptables”

El banco HSBC cerró 2019 con unos beneficios atribuidos de 6.000 millones de dólares, lo que supone una reducción del 53% respecto al año anterior.

“Partes de nuestro negocio no están ofreciendo rendimientos aceptables. Por lo tanto, estamos delineando un plan para aumentar los retornos para los inversores, crear la capacidad para futuras inversiones y construir una plataforma para un crecimiento sostenible. Mi equipo de administración y yo ya hemos comenzado a implementarlo”, ha avanzado el consejero ejecutivo del Grupo HSBC, Noel Quinn.

Desde la entidad han avanzado que su intención de reducir el capital y los costos en sus negocios de bajo rendimiento para permitir una inversión continua en negocios con mayores rendimientos y perspectivas de crecimiento. “También planeamos simplificar nuestra compleja estructura organizativa, incluida una reducción en los costos centrales y del Grupo, al tiempo que mejoramos la eficiencia de capital”, han añadido.

De esta forma, quiere reducir en unos 100.000 millones sus activos ponderados de riesgo, así como disminuir su base de costes a 31.000 millones de dólares (o menos para 2022, a través de un plan de reducción de costes de 4.500 millones de dólares.