andaluciaECONOMIA

‘2020: Andalucía pro pymes’, por Manuel J. González, director de Asesoría Jurídica de Garántia

Garántia

Andalucía estrena este año 2020 con la buena noticia de contar con unos presupuestos ya aprobados. Las cuentas públicas andaluzas incorporan en su Disposición Final Sexta (apartados 9 y 10) un importante paquete de incentivos fiscales a las pymes y autónomos que no debe pasar desapercibido al situar por fin a nuestra Comunidad de cara al nuevo año 2020 en el liderazgo nacional en cuanto a medidas de apoyo y dinamización de la actividad económica.

Estos beneficios fiscales contribuyen de forma eficaz a la estrategia pública de apoyo a la economía productiva del territorio, de la que nuestro tejido empresarial es la base. Son dos las líneas prioritarias marcadas en los presupuestos de Andalucía.

Por un lado, la incentivación de actuaciones de inversión productiva (no especulativa) con destino a la empresa y financiadas con intervención de Sociedad de Garantía Recíproca (SGR), que tributarán por transmisiones patrimoniales a un tipo reducido del 2% y no al tipo general del 8%, lo que supone una importante reducción del 75% del coste fiscal total.

Por otro lado, la protección de las garantías constituidas a favor de una SGR, que tributarán por el polémico impuesto de actos jurídicos documentados al tipo reducido del 0,1% y no al tipo general del 1%, lo que supone consolidar una reducción del 90% del coste fiscal que ya existe en nuestra comunidad desde 2009 pero que ahora se hace extensiva no solo a las operaciones de constitución y cancelación de garantías, sino también a las novaciones y a las posibles alteraciones de rango que puedan plantearse a lo largo de la dilatada vida de una operación de financiación, en circunstancias coyunturales adversas, para no perjudicar su buen fin.

Conviene destacar que el punto común de estas medidas es que la Administración Pública ha decidido vincular directamente la aplicación de las bonificaciones fiscales a la intervención de una SGR reconociendo así de forma decidida la importancia de este interlocutor financiero que opera desde hace casi cuarenta años en nuestra comunidad.

Andalucía cuenta hoy con Garántia: la primera SGR española en volumen de operaciones de aval para el sector agroalimentario; la segunda en número de socios (ya son más de 16.500 pequeñas y medianas empresas y autónomos andaluces), y la tercera a nivel nacional en volumen de riesgo vivo con más de 450 millones.

La Administración autonómica es consciente hoy de que apoyar el liderazgo actual de la potente SGR andaluza Garántia y garantizar su sostenibilidad es la mejor forma de apoyar al empresariado andaluz; por eso, otro grupo importante de medidas fiscales contenidas en el Presupuesto para 2020 pretende incentivar fiscalmente la devolución al mercado en valor de aquellos activos que han recibido en pago de deudas.

A este fin, las operaciones de adjudicación y ventas de activos en las que intervenga la SGR contarán también con el 75% de bonificación del tipo impositivo de transmisiones patrimoniales onerosas siempre que en los cinco años siguientes a su adquisición vuelvan esos activos al mercado ordinario de bienes y servicios.

¡Bienvenida esta nueva, moderna e ilusionante Andalucía pro pyme del año 2020, de la que es muy fácil sentirnos todos partícipes!

 

Manuel J. González González

Director de Asesoría Jurídica de Garántia

 

Artículo incluido en la revista de febrero de Agenda de la Empresa