Con el objetivo de mejorar en eficiencia energética, control de costes y prevención de riesgos

Bodegas Familiares Matarromera y Vodafone se unen en su compromiso contra el cambio climático gracias a un proyecto puntero dentro del sector vinícola, que consolida la apuesta de la compañía por una digitalización que permita impulsar su modelo de economía esférica.

Durante el año 2020, ambas compañías han implementado un proyecto tecnológico basado en el Internet de las Cosas o IoT (por sus siglas en inglés) en Bodega Emina Ribera, situada en Valbuena de Duero, en Valladolid, con el objetivo de mejorar en eficiencia energética, control de costes y prevención de riesgos, al tiempo que le posicionan como una de las empresas vinícolas más sostenibles gracias a esta transformación digital de su modelo de actividad.

Vodafone ha desplegado en las instalaciones diferentes soluciones IoT en algunas de las áreas más críticas de Bodega Emina que, a través de sensores, ofrecen información muy precisa y en tiempo real de todo el proceso de fabricación de su vino. De esta forma, todos los datos que se están aportando permiten poder actuar de forma rápida y eficaz en el caso de detectar algún contratiempo o problema relacionado con la producción.

Las principales áreas impactadas en este proyecto son:

  • Gestión energética, para conseguir controlar los costes y rendimiento en agua, gases, electricidad, y sistemas térmicos calor y frío.
  • Control del mantenimiento en las distintas sedes, especialmente en las bodegas, además del control de la sala de barricas, donde la humedad y la temperatura pueden modificarse en remoto sin necesidad de estar en las salas, disminuyendo así las mermas de las barricas.
  • Seguimiento de la uva en la bodega, desde que entra en las instalaciones hasta el final del proceso, y que permite tener mantenimiento predictivo en todas las maquinas que tratan la uva para evitar rotura de equipos.
  • Zona de embotellado, donde los operarios supervisan todo el proceso y tienen el control total sobre las máquinas y sus posibles incidencias, ahorrando tiempo en la resolución de las mismas, sin necesidad de desplazarse hasta ellas.
  • Control preventivo de posibles riesgos laborales. Se ha instalado sensórica de detección de CO2 y SO2 a través de los cuales se obtienen alarmas sobre los niveles de los gases durante la fermentación y permiten actuar de forma automática sobre los ventiladores de expulsión de los gases si fueses necesario.

Vodafone provee de una única plataforma de gestión de datos -Plataforma IoT de Vodafone- en la que se integra toda la información de esos dispositivos conectados y permite a la Bodega tener un mayor control de todos sus procesos productivos, como el de recogida de la uva o el embotellado, y evitar tanto sobrecostes como impactos en el medio ambiente. Además, los datos recabados ayudan a la empresa a reconsiderar cómo pueden mejorar los procesos en un futuro.