Baleares es la comunidad en la que más creció el esfuerzo y en la que éste es mayor

El esfuerzo necesario para la compra de una vivienda se situaba a finales de 2020 en 5,9 años de salario bruto íntegro, mientras que en las mismas fechas de 2010 estaba en siete años, lo que supone un descenso del 15,2% en los 10 últimos años, según el informe publicado por idealista, comparando los salarios medios de cada comunidad y el precio de la vivienda en esa fecha.

Solo tres comunidades autónomas tienen una tasa de esfuerzo superior a la registrada hace un decenio: en Baleares se ha incrementado un 17,2%; en Canarias un 4% y en la Comunidad de Madrid un 3,4%. En todas las demás regiones, el esfuerzo necesario es menor.

La mayor caída se ha producido en Castilla-La Mancha, donde el esfuerzo se ha reducido en un 35,9%. Le siguen las bajadas de Cantabria (-32,1%), Asturias (-30,1%) y Aragón (-28,9%). Con descensos de dos dígitos se encuentran La Rioja (-27,6%), Murcia (-26,7%), Galicia (-26,4%), Castilla y León (-25,1%), Navarra (-23,4%), Euskadi (-22,2%), Extremadura (-19,8%) y la Comunitat Valenciana (-15,2%). En Andalucía el esfuerzo cayó un 9,8%, mientras que el descenso en Cataluña se quedó en el 5,6%.

Baleares es también la comunidad en la que los compradores deben hacer un mayor esfuerzo, ya que son necesarios 12,1 años de salario para afrontar la adquisición de una vivienda. Le siguen, a cierta distancia, la Comunidad de Madrid (8,3 años), Euskadi (7,2 años), Cataluña (7 años), Andalucía y Canarias (6,2 años en ambos casos).

En el lado opuesto se encuentra Castilla-La Mancha (3,4 años) y a continuación se sitúan Extremadura (4 años), Aragón (4,2 años), Asturias (4,2 años) y Castilla y León (4,3 años).