El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha comunicado que el “euro es irreversible” e insta a los políticos a aplicar “con determinación” las reformas estructurales. Draghi, además, anuncia “medidas extraordinarias” para asegurar el euro.

Mario Draghi, presidente del BCE
Mario Draghi, presidente del BCE

Tras el consejo de gobierno del BCE, Draghi ha comparecido en una esperada rueda de prensa, que tenía en vilo a los mercados. En la reunión, el BCE decidió mantener los tipos de interés en la zona del euro en el mínimo histórico del 0,75%, como preveían los mercados. La institución europea informó en Fráncfort de que también dejó inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, en el 1,5%, y la facilidad de depósito, por la que no remunera el dinero.