EMPRESAS

CORREOS ha conseguido reducir la siniestralidad laboral de su plantilla

Es el resultado de las medidas implantadas para proteger la salud de los empleados en el marco de un modelo de prevención basado en la gestión interna y la extensión de las campañas de vigilancia de la salud y la formación

CORREOS ha conseguido reducir la siniestralidad laboral de su plantilla durante el primer semestre del año en un 27% (26,81%) en el ámbito estatal.  Esta reducción confirma la tendencia iniciada por la empresa postal en 2010, cuando consiguió bajar los accidentes laborales un 22%, y que continuó en 2011 con otra disminución del 22% en la siniestralidad laboral de su plantilla, formada actualmente por más de 59.000 empleados.

En el primer semestre de este año, las cifras han bajado en todos los tipos de accidente, siendo especialmente relevante la reducción de los accidentes graves en un 75% y la disminución de los accidentes leves, los más frecuentes, en un 26,66%, lo que a su vez ha conllevado la correspondiente disminución del número de jornadas perdidas.

También se ha reducido la siniestralidad en términos relativos, como refleja el “índice de incidencia” que tiene en cuenta el número de accidentes en relación con la evolución de la plantilla y que se ha reducido a nivel nacional en un 22% durante el primer semestre.  En la Zona11 de CORREOS (Cádiz, Ceuta, Córdoba, Huelva y Sevilla), ese índice ha disminuido un 32,64% durante el primer semestre de este año.

Este descenso de la siniestralidad laboral, que ha contribuido a la reducción de más de medio punto en el índice de absentismo en la empresa postal durante el primer semestre del año, es el resultado de las iniciativas desarrolladas por CORREOS para proteger la salud de sus empleados y extender de forma transversal en toda la compañía la cultura de la prevención de riesgos laborales.

 GESTIÓN INTERNA DE LA PREVENCIÓN

CORREOS define sus políticas preventivas a través de su Servicio de Prevención Propio, uno de los más grandes de España, adecuado al tamaño y la dispersión geográfica de su plantilla.  Este Servicio está integrado por más de 105 personas que incluyen a la red territorial de técnicos especializados y al personal de las Unidades Básicas de Salud, actual evolución de los tradicionales servicios médicos de empresa, que les dan apoyo en la vertiente sanitaria.

CORREOS ha definido así una política preventiva basada fundamentalmente en la gestión interna con la que ha impulsado medidas como las revisiones de las evaluaciones de riesgos, la planificación de la acción preventiva, las campañas de vigilancia de la salud y los nuevos modelos de formación en prevención, dirigidos a todos los niveles de la organización.

VIGILANCIA DE LA SALUD Y FORMACIÓN

En el marco de este modelo de prevención, durante el primer semestre de 2012 CORREOS ha realizado 8.100 reconocimientos médicos (995 de ellos enla Zona 11) y ha desarrollado 26.555 actividades de vigilancia de la salud, tanto asistenciales como preventivas, de las cuales 1.007 corresponden ala Zona 11. Además ha llevado a acabo 232 evaluaciones de riesgos y ha elaborado 105 planes de emergencia.

Otro pilar fundamental de la política de Prevención de Riesgos Laborales en CORREOS es la extensión de la formación en esta materia, como el mejor modo de extender la cultura de la prevención en toda la compañía.  Durante los seis primeros meses de 2012 se han impartido 82.342 horas de formación, tanto a trabajadores como a mandos intermedios, en cursos relacionados con la gestión de emergencias, el manejo manual y mecánico de cargas, la seguridad en las tareas de mantenimiento y, en general, la formación específica para la prevención de riesgos en cada puesto de trabajo. Concretamente, enla Zona 11 se han impartido 5.903 horas de formación en Prevención de Riesgos Laborales.

Todo ello responde a la voluntad de la empresa postal de convertir la protección y promoción de la salud de sus empleados en una de sus prioridades y en un objetivo transversal, de modo que la prevención impregne toda la actividad de la empresa y cuente con la implicación y participación de todos los niveles de la plantilla: cuadros directivos, mandos intermedios, organizaciones sindicales y trabajadores.