EMPRESAS

El Templo del Masaje: franquicia rentable en 50 metros cuadrados

El Templo del Masaje, enseña de centros especializados en masajes terapéuticos y relajantes y tratamientos estéticos, ofrece una salida laboral de autoempleo en locales de 50 metros cuadrados. La crisis del mercado inmobiliario y la dificultad para encontrar financiación obliga a muchos inversores a acercarse a establecimientos de menor tamaño que les permita equilibrar sus cuentas.

El Templo del Masaje permite obtener una alta rentabilidad con locales de 50 metros cuadrados a pie de calle, en poblaciones de más de 100.000 habitantes, y en barrios consolidados comercialmente. “Esta fórmula puede ser idónea para entrar en nuestra red ya que la inversión inicial para comenzar como franquiciado ronda los 20.070 euros (sin incluir la obra civil que precise el local), con un canon de entrada de 6.000 y un ‘royalty mensual’ de 500 euros. Creemos que es una excelente oportunidad para empezar en un negocio probado con una marca sólida y en crecimiento. Nosotros como Templo del Masaje queremos seguir en esta línea de crecimiento y aportar a los franquiciados nuestra experiencia para seguir mejorando juntos”, explica Marina Assir, directora de expansión.

El Templo del Masaje es un concepto de negocio novedoso en nuestro país que aúna dos actividades: los masajes terapéuticos y relajantes y los tratamientos estéticos más habituales. La empresa surge de la trayectoria de sus socias fundadoras en diferentes ámbitos como la estética o la empresa tras darse cuenta de que la actividad de masajes no estaba suficientemente difundida en nuestro país como en culturas como la asiática. La facturación media anual de un establecimiento el primer año es de 200.000 euros y el retorno de la inversión se realiza entre los 24 y los 36 primeros meses. “Estamos abiertos a todo tipo de personas emprendedoras que tengan ilusión e interés por el sector. No es imprescindible una experiencia previa aunque por supuesto siempre da una ventaja. En cualquier caso, nosotros siempre vamos a estar ahí en todo momento para cualquiera de las necesidades tanto en el arranque como en el día a día del negocio”, afirma Marina.

Esta red de franquicias cuenta con un amplio abanico de servicios desde tratamientos corporales, faciales, manicuras, pedicuras, depilación y casi todos los tipos de masaje que hay en el mercado. Esto hace también que clientes que vienen por un tratamiento determinado acaben probando otros tratamientos por la confianza que les merece. “Nuestros clientes son fieles porque nuestro trato es personalizado, les recomendamos lo más efectivo y les creamos un ambiente acogedor y confortable.
Además, creemos que el personal de nuestra empresa es el eje central de nuestro éxito, por ello ponemos especial dedicación a su formación y bienestar dentro de la empresa”, concluye Marina Assir.