La consejera de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, ha cifrado en más de 2.000 los empleos en el Servicio de Ayuda a Domicilio que podrán preservarse en Andalucía gracias a las medidas extraordinarias puestas en marcha por la Junta para la lucha contra la exclusión social. Estas medidas contemplan, en el marco del Plan Extraordinario de Acción Social, 20 millones de euros en ayudas a entidades locales para el mantenimiento de la dimensión horaria de la oferta del Servicio de Ayuda a Domicilio.

Persona en silla de ruedas
Persona en silla de ruedas

Durante su respuesta a una pregunta formulada en el Pleno del Parlamento, la titular de Salud y Bienestar Social ha insistido en que desde la Administración autonómica se está haciendo un gran esfuerzo para mantener el Servicio de Ayuda a Domicilio, así como el resto de prestaciones de la Ley de la Dependencia.

En este sentido, Montero ha precisado que Andalucía cuenta hoy con 214 millones de euros menos procedentes del Gobierno central para la atención a la Dependencia para atender a los mismos beneficiarios, al tiempo que ha subrayado que la Junta “está haciendo frente a los pagos de la Dependencia a pulmón, en solitario”.

Igualmente, la titular de Salud y Bienestar Social ha respaldado la tarea que desarrollan los ayuntamientos andaluces y las diputaciones –en el caso de los municipios de menos de 20.000 habitantes– de coordinación, seguimiento y evaluación global del Servicio de Ayuda a Domicilio, y ha puesto en valor la labor de los miles de trabajadores de este servicio, que permite que los ciudadanos reciban el servicio en su entorno familiar, ha resaltado.

La pregunta parlamentaria se refería a la situación de conflictividad laboral de los trabajadores del Servicio de Ayuda a Domicilio en Morón de la Frontera (Sevilla), que se resolvió con un acuerdo alcanzado el pasado 6 de junio. Al respecto, la titular de Salud y Bienestar Social ha aplaudido que la decisión que finalmente adopte el Ayuntamiento de Morón para la prestación del servicio (directamente desde el consistorio o licitándolo de nuevo) pase por el mantenimiento de la plantilla de trabajadores, que será subrogada.  

En esta línea, ha abogado por que en el contexto actual de dificultades económicas las administraciones sean capaces de alcanzar acuerdos con el fin de mantener el empleo, al tiempo que ha valorado los esfuerzos realizados desde el Ayuntamiento de Morón de la Frontera para la resolución del conflicto de las trabajadoras de Ayuda a Domicilio en este municipio.