EMPRESAS

Las medidas fiscales de la Junta sobre vivienda suponen un ahorro a los andaluces de 500 millones

 

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, ha resaltado en el Pleno del Parlamento que las medidas fiscales puestas en marcha por el Gobierno andaluz en los últimos años en materia de vivienda suponen un ahorro anual para el conjunto de los andaluces de 500 millones de euros. Asimismo, garantizó que la Ley sobre el Derecho a la Vivienda entrará en vigor en 2008.

Chaves respondió a una pregunta parlamentaria sobre repercusiones de la subida de los tipos de interés en las hipotecas. El responsable del Ejecutivo detalló que Andalucía cuenta en este momento con uno de los cuadros fiscales en materia de vivienda más avanzados, fruto de las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno en los últimos años para compensar el alza del precio de la vivienda y de los tipos de interés, que conllevan un ahorro anual para el conjunto de los andaluces de 500 millones de euros, subrayó.

En esta línea, el presidente reseñó que más de 120.000 personas se han beneficiado al año de deducciones en los impuestos de transmisiones patrimoniales, actos jurídicos documentados y donaciones, con un ahorro de unos 200 millones, mientras que han sido 900.000 los andaluces que han tenido deducciones fiscales en el IRPF, al tiempo que la deducción por vivienda protegida se ha elevado al 6,95% y se ha ampliado hasta el 15% la deducción por alquiler de viviendas a los jóvenes con un límite 500 euros.

La Junta, añadió, ha llevado a cabo 252.430 actuaciones en esta materia entre 2003 y 2007, de las que 80.000 son viviendas en venta y alquiler y 156.236 rehabilitaciones de inmuebles.

Durante la sesión de control al Gobierno, también se refirió a la futura Ley sobre el Derecho a la Vivienda, cuya tramitación ya se ha iniciado. Manuel Chaves garantizó la entrada en vigor en 2008 de la nueva norma, una vez suscrito el pacto que promueve la administración autonómica con ayuntamientos, promotores y entidades financieras para garantizar el acceso a la vivienda a todas las familias andaluzas con ingresos inferiores a los 3.000 euros mensuales brutos.

El titular andaluz defendió el texto sobre el que está trabajando el Gobierno, apuntando que, sin duda, se ha "acertado" al plantearla porque es, ante todo, una iniciativa "potente y eficaz".