EMPRESAS

El Grupo IAG7 Viajes resalta la disminución de reservas en Turquía y Egipto

El Grupo IAG7 Viajes resalta la disminución de reservas en ambos países por su delicada situación social, aunque no está provocando grandes desvíos a España

La situación que están viviendo Turquía y Egipto, destinos competidores de España en la cuenca mediterránea, no se está traduciendo en un desvío masivo de turistas hacia nuestro país. Así lo apunta Natalia Frutos, directora Vacacional del Grupo IAG7 Viajes, quien, sin embargo, distingue las distintas situaciones que están atravesando ambos países.

“Egipto era uno de los grandes fuertes para el turismo emisor de nuestro país. No obstante, ya desde el año pasado percibimos un abultado descenso en las preferencias de nuestros clientes hacia este destino”, explica. Un descenso de reservas corroborado este año por los nuevos acontecimientos que está viviendo el país. Una complicada situación a la que hay que sumarle la tradicional disminución que se daba en el mercado emisor en verano ante las altas temperaturas que se alcanzan en el país.

Esta situación difiere, sin embargo, con la registrada en Turquía, según apunta Frutos. “A Turquía le está afectando muchísimo su situación política. De hecho, era un destino con ventas elevadísimas durante el invierno y en los primeros meses del año, favorecido incluso por los flujos que llegaban desde Egipto”, destaca la directora Vacacional del Grupo.

No en vano, y según  cifras oficiales, de enero a marzo, Turquía recibió cinco millones de visitantes, lo que significó un aumento del 18% con respecto al mismo período del año anterior. Sin embargo, los nuevos acontecimientos que están sacudiendo al país amenazan con interrumpir las previsiones de crecimiento turístico en 2013.

Pese a la delicada situación que atraviesan estos dos tradicionales competidores de España en el mercado turístico mediterráneo, esto no se está traduciendo en un exagerado incremento del turismo emisor hacia nuestro país, tal y como explica Frutos. “Nosotros nos dedicamos al turismo emisor más que al receptivo, y en este sentido no estamos percibiendo un traslado de viajeros de Egipto y Turquía hacia nuestro país”.

Sobre esta base, Frutos apuesta por defender el atractivo de España como destino turístico, resaltando la capacidad de atracción, fidelización y repetición de clientes de nuestro país. “Destinos tradicionales, como las Islas, y las costas Mediterránea, Brava y del Sol son apuestas que siempre funcionan y que mantienen una alta demanda”, sostiene la directora Vacacional.