Desde el año 2008 que comenzó la implantación del Nuevo Concepto Covirán, son muchos los socios de esta cooperativa que a la hora de modificar su negocio, lo hacen bajo este paradigma. Este es el caso del supermercado Ana Torrente, que ha cambiado su ubicación para contar con un establecimiento de más metraje en su sala de ventas,  dos cajas de salida y toda la innovación que ofrece este modelo de negocio.

Covirán
Covirán

Se trata del vigésimo-sexto supermercado Covirán bajo el Nuevo Concepto en la provincia de Granada.

La tienda que emplea a tres personas, posee 150 metros cuadrados y ofrece venta asistida en carnicería y charcutería, esta última también en libre servicio, al igual que panadería y frutería. El surtido está formado tanto  por productos de primeras marcas de fabricante como la marca Covirán, destacando aquellos productos locales más demandados.

Una excelente ubicación geográfica, frente al colegio y con una zona de fácil aparcamiento, facilita la compra de sus vecinos, además de ofrecer servicio a domicilio, de gran valor para aquellos que cuentan con menos tiempo.

La gestión de este supermercado gana en profesionalidad con la tecnología de última generación del Nuevo Concepto; las pantallas multimedia, verificadores de precio y software a medida, entre otras herramientas, garantizan la seguridad y la calidad en el servicio a sus clientes. Junto a esto, la tarjeta del Club Familia fomenta la fidelización y alegra a sus clientes con descuentos interesantes y regalos en sus compras.

El día de la inauguración y el resto de la semana, premiaron la fidelidad de sus clientes con regalos tan útiles como una bolsa de rafia con la imagen de Granada, una barra de pan y diversos obsequios de reconocidas marcas.

Con esta apertura, sus clientes habituales no han dudado en seguirles, y por supuesto, otros nuevos se han incorporado a su cartera de clientes.