De un total de 53 universidades españolas, la Universidad Internacional de Andalucía  ocupa el lugar 11 en ayuda al desarrollo en el periodo de 2012. Para el rector, Juan Manuel Suárez Japón, “estos datos reconocen nuestra apuesta, en orden a nuestro Plan Estratégico y con la propia razón de ser de nuestra institución”.

Un total de 12 millones de euros es la aportación que las universidades españolas han hecho a la ayuda al desarrollo. Según los datos relativos a 2012,  han participado un total de 53 universidades; 47 públicas  y 6 privadas. La UNIA ocupa el número 11 con una aportación de 417, 317.331. Sólo tres andaluzas están por encima de la UNIA; Granada, Córdoba y Sevilla.

En cuanto a la distribución, que se ha hecho de estos fondos corresponden en primer lugar  a América del Sur, seguido de  América Central y el Caribe y el África Subsahariana. Las infraestructuras y servicios es el capítulo al que se ha dedicado más fondos, llegando a casi a los cinco millones  y también al multisectorial con más de un millón y medio de euros.

Para el rector de la UNIA “la presencia exterior, canalizada muy especialmente por la vía de la ayuda al desarrollo se constituye como una de nuestras señas identitarias y estos datos son una buena muestra de que nuestro trabajo comienza a ser reconocido”.

La vicerrectora de Internacionalización y Cooperación, María Antonia Peña ha destacado el esfuerzo que hace una universidad de las características de ésta para llevar a cabo esta ayuda. “ En la UNIA todo lo que invierte en cooperación son fondos que proceden de ayudas, que se  buscan  en otras instituciones.  Una parte mínima de nuestros fondos van para la cooperación internacional”.

Así hay que destacar el papel que juegan aquí la Agencia Española de Ayuda al Desarrollo (AECID) y la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo. Estas dos, junto a ONG,s y otras instituciones como la OPS (Organización Panamericana de la Salud y el COI (Comité Oleícola Internacional) entre otros, hace posible muchos de nuestros programas de cooperación se puedan llevar a cabo.

En el artículo primero de la Ley de creación de la UNIA,  se establece la razón de ser y el espíritu de la UNIA, que  impartirá sus enseñanzas y desarrollará su investigación y transferencia del conocimiento con particular proyección a la cooperación educativa internacional, tanto en el ámbito de la Comunidad Iberoamericana y países del Norte de África, como de la Unión Europea”. Además de estos datos la UNIA tiene un amplio programa de becas para estudiantes españoles como para de América Latina  y el Magreb en clara referencia a la tarea que tiene encomendada.

A lo largo de los últimos años las Universidades han ido asumiendo un creciente protagonismo en la cooperación al desarrollo, poniendo en marcha un amplio abanico de actividades encaminas a favorecer la solidaridad de los distintos sectores de la comunidad universitaria, tanto con las Universidades como con otras instituciones y colectivos sociales de distintos países.

En base a esto, las universidades españolas a través de la comisión de cooperación al desarrollo adscrita al CICUE-CRUE (Comisión para la Internacionalización y Cooperación de la Universidades Españolas) decidieron  en marzo de 2005 poner en marcha un proceso orientado a la elaboración de un código de Conducta de las Universidades en materia de cooperación al desarrollo.  Se creó el OCUD (Observatorio para evaluar y conocer a fondo la cooperación), que trae como resultados estos datos. Desde el 2006 el número de universidades ha crecido considerablemente, pasando de 23 en ese año a 47 universidades públicas en 2012.

La UNIA  ha puesto en marcha programas de cooperación al desarrollo entre los que se encuentran las becas para estudiantes haitianos en el área de la Educación, Urbanismo y Planificación, Sanidad y Medioambiente;  un curso internacional sobre la cata de aceite de oliva;  Jornadas Mediterráneas sobre el aceite de oliva de Meknès. Igualmente,  algunos cursos de verano sobre el movimiento de consumidores en países europeos, cursos de otoño de la UNIA con la Universidad Abdelmlek Essaâdi de Tetuán, entre otros conforman una parte de esta ayuda al desarrollo.