El aceite de oliva virgen extra La Española enriquecido con esencias cambia de imagen, pasando a una botella tintada de verde más funcional y a un moderno etiquetado, negro para toda la gama, con una imagen del alimento y un precinto de un color diferente para todas ellas que le concede personalidad propia a cada una de las esencias.

Se mantienen los sabores de limón, ajo, albahaca, guindilla y romero, siendo la novedad el lanzamiento de la esencia de trufa blanca, de sabor intenso y que confiere múltiples opciones en la cocina, siendo enriqueciendo platos como pastas, arroces, ensaladas, carpaccios, carnes o pescados.

La Española es líder en este segmento del mercado, copando más de la mitad del volumen de ventas del mismo, habiendo experimentado este además un notable crecimiento en el presente año de más del 35%.