Según los datos ofrecidos por la Seguridad Social, en los últimos ocho meses, el número de autónomos en Andalucía ha crecido en más de 11.000 profesionales, concretamente en 11.661, lo que supone un 2,74% de incremento medio.

En valores absolutos, el mayor incremento lo encontramos en las provincias de Málaga, Cádiz y Granada, con 4.098, 2.041 y 1.060 nuevos profesionales respectivamente. Dato especialmente significativo es el de la provincia gaditana, por ser una de las que mantiene un mayor número de desempleados en la comunidad autónoma, situándose la tasa de desempleo, a mediados de este verano, en el 39,79% de la población activa, sólo superada por Jaén con el 40,58.

Por el contrario, las provincias donde menos ha crecido el número de autónomos ha sido en Almería, Huelva y Sevilla, con sólo 725, 906 y 920 autónomos más.

En porcentajes, vuelven a destacar las provincias de Málaga y Cádiz con un 4,51% y 4,08% respectivamente. Mención especial supone la provincia de Huelva, que a pesar de tener un crecimiento absoluto de sólo 906 profesionales, su porcentaje de crecimiento es el tercero más importante, con un 3,97%, debido fundamentalmente al bajo número de autónomos de dicha provincia pues con 22.781 profesionales a 31 de enero de 2.013 era, y sigue siendo, la provincia con menos autónomos de toda Andalucía. Las provincias que menos crecen en términos porcentuales son Almería y Granada con un 1,90% y 2,05% respectivamente.

Un dato importante del estudio realizado por UPTA Andalucía se centra en el componente de género, pues en términos absolutos el número de profesionales varones ha aumentado en 7.479 mientras que el de mujeres ha crecido en 4.183, pero en términos relativos esto supone que “las” profesionales han aumentado en un 2,88% mientras que “los” profesionales lo han hecho en un 2,66%, perfilándose así la consolidación de la mujer como determinante en el incremento del trabajo por cuenta propia.

Según Isidoro Romero de la Osa, Secretario General de UPTA Andalucía, “los datos se pueden considerar positivos, aunque quedan todavía muchas reivindicaciones del colectivo por atender, para que el constituirse como trabajador autónomo se convierta en una opción más a la hora de plantearse el desarrollo profesional, sobre todo en la población más joven”.