EMPRESAS

UPTA-A anuncia que la Reforma en las cotizaciones a la Seguridad Social de los pluses y complementos pone en peligro a los pequeños hosteleros

El Real Decreto Ley 16/2013 incluye en la base de cotización a la Seguridad Social la práctica totalidad de las prestaciones sociales de las empresas a sus trabajadores. Así desde el 22 de diciembre 2013 cotizan a la seguridad social: Pluses de transporte, comida, vales de comida, seguros de salud, planes de pensiones, ayudas de estudios y/o formación, cheques guardería, acciones de la empresa, ayudas por vestuario o herramientas, además se incluirán las remuneraciones en especie.

Hosteleria
Hosteleria

En la actualidad, en España, en referencia a los pluses de comida y/o vales de comida, más de 600.000 trabajadores reciben estas ayudas que se transforman en el consumo de menús, entre 8 y 10 euros diarios, en pequeños restaurantes de los ámbitos urbanos de oficinas y zonas empresariales y son casi 35.000 restaurantes, los que están adheridos a este sistema. De éstos, más de 5.000 tienen carácter familiar, regentados por trabajadores autónomos y con menos de tres trabajadores y para ellos, los vales y tarjetas de comidas representan más de 25% de su facturación diaria.

Esta inclusión en la base de cotización representa un mayor coste para la empresa, por lo que  se puede traducir en la desaparición progresiva de estas ayudas en muchas pequeñas empresas regentadas por autónomos o en la reducción del valor medio de la ayuda. Por este motivo, UPTA Andalucía anuncia que la aplicación de esta medida, que carece de respaldo social, puede provocar una disminución en la facturación de muchos autónomos del sector hostelero, lo que provocaría además, pérdida de empleo e incluso pondrá en riesgo de cierre a muchos de estos establecimientos.

Así, desde UPTA Andalucía, apoyando la propuesta de UPTA España, se reclama que el Gobierno reconsidere esta medida que no tiene más que afán recaudatorio y que dificulta el desarrollo de actividades por cuenta propia además de provocar un aumento en la crisis del  consumo, que tanto afecta a los pequeños hosteleros.