EMPRESAS

Sánchez Maldonado reclama a Wert un cambio normativo en la tasa de reposición del 10%

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha mantenido esta tarde una reunión con el ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, en la que le ha pedido un cambio normativo en la regulación de la tasa de reposición del 10% (renovar solo uno de cada de diez profesores que salen de la universidad) y una la aplicación de la denominada tasa de reposición dinámica (posibilidad de promoción interna, que no supone la creación de nuevas plazas). Según los datos ofrecidos por el consejero, las medidas aprobadas por el Gobierno central supondrán la pérdida del 25% de la plantilla docente de las universidades andaluzas en los próximos 10 años.

Reunión Sánchez Maldonado Wert
Reunión Sánchez Maldonado Wert

A juicio de Sánchez Maldonado, la tasa de reposición impuesta por el Gobierno central está conduciendo a una descapitalización del sistema universitario público español y andaluz. Desde el curso 2009/10, ha aumentado la cifra de alumnos de las universidades andaluzas pero no ha crecido la cifra total de profesorado. A esta circunstancia se suma la aplicación de las novedades normativas del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, con fuerte impacto en Andalucía.

En la comunidad autónoma, el 3,5% de la plantilla docente de las universidades públicas en el curso 2011/12 (últimos datos del Ministerio de Educación) era mayor de 65 años, lo que implica que, sobre un total de 18.130 profesores, en torno a 640 están en condiciones de jubilarse. Con la aplicación de la tasa de reposición del Gobierno central, sólo 64 profesores pueden incorporarse para cubrir esas bajas en el sistema universitario público andaluz. Atendiendo a estas cifras, en la actual legislatura la pérdida toral de plantilla docente en las universidades de Andalucía será superior a los 1.100 profesores.

El consejero ha advertido de que esta situación puede verse agravada en los próximos ejercicios dado que más de 1.400 profesores estaban en el curso 2011/12 en el tramo de edad de 60 a 64 años y habrán superado la edad de jubilación en el curso 2015/16. Asimismo, a diez años, más de 5.000 docentes que en 2011 tenían entre 50 a 60 años alcanzarán la edad de jubilación (el 27% del total).

Igualdad de oportunidades en el acceso a la Universidad

El consejero de Economía ha planteado al ministro de Educación su preocupación por las trabas que, a su juicio, está poniendo el Gobierno central al acceso a la enseñanza universitaria pública en condiciones de igualdad de oportunidades.

En este sentido, Sánchez Maldonado ha trasladado a Wert que la política actual de becas está restringiendo cada vez más el derecho a estudiar para quienes tengan recursos o superen un umbral académico superior, por lo que ha reclamado al ministro que rectifique y escuche a la comunidad universitaria en esta materia.

El consejero ha explicado que el endurecimiento de los requisitos para acceder a una beca supone el sustituir el derecho a una ayuda por razones de necesidad económica por un premio al rendimiento académico. Para Sánchez Maldonado, esta medida, y otras como la subida de tasas aplicadas por el Gobierno central, provocan que las becas dejen de ser pilares de cohesión social y dejen a estudiantes fuera del sistema universitario.

El consejero ha recordado que el 25% de los beneficiarios del programa de becas generales del Estado son andaluces, lo que implica un importante impacto de estas medidas en la comunidad autónoma. Frente a ello, ha destacado, la Junta de Andalucía está realizando un esfuerzo en el ámbito de sus competencias para favorecer el acceso a la educación superior, fijando los precios universitarios en el mínimo de la horquilla impuesta por el Gobierno central (Andalucía es la segunda región española donde es más barato estudiar una carrera, con un precio único para todas las titulaciones de 12,65 euros en primera matrícula) y favoreciendo el fraccionamiento del pago que tienen que asumir los alumnos.

En relación a las becas Erasmus, el consejero ha recordado que se han reducido de dos a uno los semestres de estancia en el extranjero de los alumnos, con mayores exigencias de rendimiento académico y nivel de idiomas para obtener más nivel de ayuda. Para Sánchez Maldonado, este recorte de las becas va en contra del objetivo marcado inicialmente para las mismas: permitir que los alumnos puedan salir al exterior, aprender idiomas e integrarse en el modelo educativo europeo.