EMPRESAS

La economía, hija de la cultura

Profesionales, empresarios, espacios para la creación y para la recreación, productos culturales, agentes y receptores del sector de la cultura que, en Andalucía genera el 3% del empleo y cuenta con unas 40.000 empresas, están presentes en estas páginas (Ver revista nº 188 de Agenda de la Empresa http://paginasdeagenda.com/2014/03/agenda-de-la-empresa-no188/ ) en las que miramos al presente y al horizonte del sector.

 

Aunque la industria del cine nos deslumbre estos días con las películas premiadas en los Oscar y que se entregan este mes de marzo, o en el mercado nacional del arte aún se tenga las miras puestas en la última edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid ARCOmadrid celebrada el pasado mes de febrero, no hay que dejar de admirar, disfrutar y resaltar la riqueza creativa andaluza y reconocer la contribución de la industria cultural al desarrollo de esta Comunidad. Profesionales, empresarios, espacios para la creación y para la recreación, productos culturales, agentes y receptores forman parte de esa industria cultural presente en las páginas que vienen a continuación en las que desplegamos desde las luces y las sombras de las artes escénicas hasta la proliferación del flamenco para favorecer la internacionalización de la empresa andaluza, la imagen de Andalucía como plató para el rodaje cinematográfico, o la importancia del patrimonio como recurso cultural, social, científico y económico de primer orden, entre otros. Una industria cultural que no pasa por su mejor momento ya que como nos comenta en estas páginas el propio consejero de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, “el 60% de las organizaciones y empresas culturales se han visto afectadas muy negativamente por la crisis económica”. Pero una industria cultural que, sin embargo, en importancia económica hace que Andalucía suponga “el 10% de las empresas audiovisuales de España”, y que es “la tercera comunidad en facturación y empleo, por detrás de Madrid y Cataluña, con un 6,3% y un 8,6%”, en palabras de Luciano Alonso. Es sólo un ejemplo del sector cultural como motor económico de primera magnitud pero hay más, mucho más: “Más de la cuarta parte de los turistas que escogen Andalucía como destino, lo hacen por nuestra cultura. El 40% visita nuestros monumentos y museos durante su estancia”.

Portada nº188 de Agenda de la Empresa
Portada nº188 de Agenda de la Empresa

Resaltar y promover el papel de la industria cultural como fuente generadora de desarrollo económico en Andalucía es precisamente el objetivo del Pacto por la Cultura de Andalucía firmado en abril del pasado año y del que, según nos adelanta Luciano Alonso, la Junta de Andalucía ya ha puesto en marcha el 40% de los compromisos adquiridos con el sector de la cultura, que como se afirmaba durante la presentación del mismo, genera el 3% del empleo en Andalucía con unas 40.000 empresas. El compromiso del Pacto pasaba por reclamar, en primer lugar, la reducción del IVA cultural para facilitar el consumo cultural y la protección del sector productivo mediante la Ley de Mecenazgo. Una ley cuyo avance ha sido ya presentado y que “tiene por objetivo paliar la dependencia que existía de la forma de financiación de la cultura en base a las ayudas públicas” e instaurar “un nuevo marco de colaboración público-privada”. La Ley de Mecenazgo, la futura Ley del Cine, la repercusión de la subida del IVA en la cultura o la extensa red de enclaves culturales que tenemos en Andalucía, cobran protagonismo en este número de Agenda de la Empresa que busca resaltar el papel de la cultura como vehículo excepcional para el desarrollo económico, social, autónomo y sostenible.

Y lo hace a través de voces “autorizadas” del sector. Voces como la del director del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, Román Fernández-Baca, que nos recuerda que “una parte creciente de las visitas que recibe Andalucía están motivadas por la atracción que despierta nuestra cultura y patrimonio” y que “el turismo cultural se consolida como un segmento de gran potencialidad económica”.

Voces como la de Mª Mar del Mar Capel, directora del Museo Arqueológico de Úbeda, que nos explica que “las perspectivas del futuro económico de este sector dependen de que seamos capaces de transmitir esas experiencias, de que tenemos una visión amplia y ofrezcamos lo que la sociedad demanda en estos nuevos tiempos”.

Las palabras de los editores andaluces también “resuenan” en este número en el que, a través del presidente de la asociación que los representa en nuestra Comunidad, la AEA, Álvaro Luengo, apuntan que “de la crisis se sale invirtiendo en cultura” ya que, como recuerda, “numerosos informes internacionales demuestran la correlación entre la lectura, los resultados escolares y el bienestar social y económico de un país”.

Voces como la de la directora del Instituto Andaluz del Flamenco, Mª Ángeles Carrasco, que habla no sólo del flamenco como “escalofrío, inspiración, tradición y talento” sino también como “una formidable herramienta generadora de empleo que se incorpora, transversalmente, a muchos aspectos de la vida económica”.

Por su parte, desde la Asociación de Gestores Culturales de Andalucía su presidente, Álvaro Romero, nos habla de “la cultura del despropósito” e incita a tomar “decisiones conjuntas, decisiones ejecutivas, responsables, abiertas y en donde prime el consenso y el apoyo real a la cultura”. Una cultura de la que, al menos intentan, vivir muchos actores y actrices andaluces representados en este especial en la voz de José Carlos Carmona, secretario general de la Unión de Actores y Actrices de Andalucía: “Los actores andaluces vienen demostrando una altísima calidad que les catapulta al cine, televisión y teatro que se hace en Madrid. Pero si no se mantiene una textura profesional en funcionamiento, muchos de nuestros actores tienen que tener otro trabajo para sobrevivir”. Del teatro también nos habla, entre otros, las voces del presidente de la Asociación de Empresas de Artes Escénicas de Andalucía, Ángel López, que diagnostica la ‘enfermedad’ del sector de “neumonía sin tratamiento claro, lo que está haciendo que pueda morir de seguir así la situación”; o la voz de Francisco Fernández, director del Instituto Andaluz de las Artes y las Letras, que nos habla del nuevo modelo “más participativo y abierto” del Centro Andaluz de Teatro y señala la robustez de un sector “que está sabiendo adaptarse a las circunstancias actuales sin perder su idiosincrasia propia”.

Son algunas de las voces autorizadas de un sector cultural que necesita para su supervivencia hablar además de creatividad e inspiración de economía, del negocio de la cultura. Un negocio complejo y con un presente complicado protagonizado por el descenso brutal del consumo cultural de las familias motivado por la crisis económica y la subida del IVA cultural. Pero también un sector y una industria que en una Andalucía que exhala cultura demanda un impulso para difundirla, disfrutarla y, cómo no, aprovecharla. Apostar por el desarrollo de un sector profesional desde la toma de decisiones conjuntas desde el ámbito público y privado es el mensaje de quienes como dice Álvaro Romero, “deben sanar la herida”, los profesionales del sector.

 

La internacionalización de la cultura andaluza

Ante la agonía del consumo interno y la inversión pública no quedaba otra que exportar. Una realidad que se hace presente en las cifras de exportación de las industrias culturales andaluzas que, según datos de Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior, han crecido en los primeros once meses de 2013 (últimos datos disponibles) un 25%. Apoyar la presencia del sector en el exterior es también uno de los objetivos del Gobierno andaluz que según datos de Extenda, entre 2008 y 2013 se realizaron 243 acciones, tanto grupales como individuales, de apoyo a empresas culturales. En este periodo el número de empresas participantes en dichas actividades fue de 1.036. Sólo entre 2012 y 2013, fueron 361 las empresas del sector cultural andaluz que han participado en programas y actividades de desarrollo internacional.

Para este 2014 el plan de acción realizado por Extenda para el sector incluye jornadas de formación y asesoramiento sobre aspectos internacionales como marketing internacional, técnicas de negociación internacional o ‘business english’, para ayudar a las empresas del sector cultural en su proceso de internacionalización. Además se realizarán estudios de mercados por sectores, así como una misión comercial de las industrias culturales a Estados Unidos, país que según los datos de Extenda es un mercado potencialmente interesante para el sector. De la misma manera, para en las áreas de las artes escénicas, audiovisual, musical y sector editorial están previstos tanto encuentros internacionales como análisis de las posibilidades de negocio para Andalucía en ferias internacionales como el ‘Miami International Film Festival’ o la ‘Book Expo América’ de Nueva York. Dentro de la música cobra especial interés el subsector del flamenco, para el que también se tienen previstas acciones similares. Lo mismo ocurre para las galerías del arte y el sector de la enseñanza en español, para el que, además de todas estas acciones, se promocionarán los portales digitales creados en Brasil, Polonia y Rusia y se llevará a cabo una misión directa a Brasil y un encuentro internacional en Andalucía en marzo de 2014. Destacan también la realización de estudios como los que se llevarán a cabo sobre las industrias culturales en México, la ‘Caracterización del sector del Patrimonio Cultural’ en Andalucía o las artes escénicas en Marruecos.

(Leer reportaje completo: http://paginasdeagenda.com/2014/03/agenda-de-la-empresa-no188/ )